identidad

Identidad

 

 

 


Sobre el Origen de Castilla siglo VI, hace 1500 años

 

Conviene leer antes, aunque sea un poco, sobre Castilla

Según tú estamos en pleno delirium tremens porque nos formamos una realidad inexistente. Te anexo un pequeño artículo que puse en el foro (Madrid es Castilla ) hace muchos meses tras la discusión con un cantabrista. A ver si así se nos pasa a nosotros el delirium tremens y a tí el tremendo delirio.

Políticamente ha de respetarse el sentimiento de la mayoría, del mismo modo que democráticamente nadie puede impedir que trates de convencer con tus ideas. Que es lo que hacemos. Tratar de impedir eso se le llama fascismo. No sé por qué no podemos plantear nuestras ideas. Si tanto miedo hay, ¿es que podemos tener razón?

Cantabria es el origen de Castilla. Su desarrollo histórico a partir del siglo VI es el nuestro. La población es idéntica. Viaja por Cantabria y verás nombres de poblaciones como Quintana o Quintanilla, Entrambasaguas, Carmona, Madrid, Linares, Espinosa, Paracuellos, Talavero... Así como miles de apellidos. Nombres típicos de toda la geografía castellana. Y es lógico, pues cuando se produce la repoblación, allá van los pocos cántabros que quedaban en primera línea, tratando de huír de la pobreza de las cumbres, junto al resto de habitantes godos o celtíberos refugiados. De las cuatro familias fundadoras de Segovia, una era la de los montañeses... Para qué seguir, el tema nos aburre.

La Historia está de nuestra parte, desgraciadamente sólo es un argumento más. Al final lo que cuenta es la decisión en las urnas. Sí, de nuestra parte, con la ventaja de que no debemos inventarnos nada, como han hacho con el mayor descaro otros nacionalismos históricos sin que nadie se lo heche en cara.

Cantabria es nuestro orígen, pero no podemos decirlo porque somos entonces unos imperialistas, ni siquiera podemos plantearlo democráticamente porque también lo somos entonces. Pero el nacionalismo catalán sí puede reclamar los territorios orientales de Aragón, por cierto ¿con justificación histórica?

Lo mismo pasa con León, tema con el que he discutido más de una vez con Zapata. La división Castilla - León es dinástica y administrativa. Pueblos y gentes son idénticos, mezclados sus antepasados prerromanos y repobledores. Que yo me denomine castellano sólo es un azar histórico, me da igual que me llamen leonés. Por familia soy de la zona de Valladolid pegada a Zamora. Territorio que dicen algunos leonés. Realmente, leonés sería casi toda Palencia y Valladolid. ¿Por qué no lo reclaman? Da la sensación de que el leonesismo se ha desarrollado como una competencia con Valladolid, y ahora no pueden aceptar la evidencia de que son lo mismo. Porque, en puridad, si se reclama el viejo reino leonés, deberían incluirse esos territorios. Pero eso sería aceptar que compartimos castellanos y leoneses una herencia común. Que es lo que hay. La zona oriental del reino Leonés es de cultura idéntica a toda la Tierra de Campos, como la Zamorana al sur. La norteña es similar a la asturiana y la occidental a la gallega. ¿Dónde está la singularidad? Lo que hay es la propia diversidad que se observa en todas las provincias castellanas limítrofes, con un sustrato común evidente.

Eso sí, los castellanos somos dementes porque apoyándonos sin inventar nada en una historia de 1500 años, apoyamos nuestras argumentaciones democráticas en la Historia. Si el leonesismo aparece en Zamora o Salamanca, sin la menor aceptación popular (supuestamente como nosotros en Cantabria) entonces es perfecto.

En fin, lee lo siguiente, es lo primero y último que te digo sobre el tema, que me cansa ya. La solución es la búsqueda individual en los libros. Se trata del sustrato común entre cantabrocastellanos, desde una perspectiva de las instituciones populares. Lamento citarme a mi mismo, pero será de utilidad.

“Paso a comentar algunas cuestiones que nos interesan. La base de toda mi argumentación, es que Castilla es inseparable de Cantabria porque nace en ella, en su territorio, de las gentes que allí habitan, y de otros pueblos limítrofes, o asentados, entremezclados todos en un avance hacia el sur. No podemos inventarnos otro origen. En este conglomerado, lo que queda de los cántabros participa de primera mano. Además, tal como establece Joaquín González Echegaray, completado por los modernos estudios sobre la romanización y el goticismo de los territorios norteños peninsulares de Armando Besga Marroquín (de Deusto, actualmente el mayor especialista en el pantanoso tema de los orígenes de la Reconquista, por no decir el único, que ha sometido a una crítica contundente todos los planteamientos anteriores), Carmen Fernández y Ángel Morillo, la Cantabria de entonces ya nada tiene que ver con la prerromana. Independientemente de la conservación de ciertas tradiciones, lo más normal, cosa que nadie niega. Para el primero, la Cantabria antigua llega a su fin tras la invasión musulmana y establece (se puede comprobar en la última página del libro) como se abre a nuevas perspectivas, y a un planteamiento histórico más fecundo como cuna del reino de Castilla. El segundo autor, sin embargo, retrotrae más aún este fin, ya que la romanización cambia la estructura y costumbres de estas gentes, amén de producirse influencias de gentes diversas, conformando una nueva personalidad. (Desde luego los cántabros no sólo NO se sublevan más contra los romanos que cualquier otro pueblo norteño -¿recordáis alguna intervención grave de la legión VII Gémina? No valen los bagaudas, eso es un fenómeno común-, o contra los godos –lo de la Bética sí fue una sublevación-. Y recordad la facilidad con que se asientan allí los romanizados godos tras el 711).

Sobre el nombre y el lugar de nacimiento de Castilla, no pretendo ser exacto. Es más, tras la lectura de mis opiniones, creo que está claro que identifico a Cantabria con Castilla porque tras la justificada desaparición de la antigua Cantabria (se producen muchos cambios, genocidio tras la conquista romana, romanización “romana”, contactos con el sur de Francia, “romanización “goda”, romanización de “refugiados”, romanización de “repobladores” traídos del sur), la sociedad norteña del territorio de la antigua Cantabria tiene las características de una nueva sociedad que se extenderá hacia el sur. El término “Castilla” no da por arte de magia una personalidad a sus pobladores, éstos, si la tienen, es por todas esas nuevas características de su sociedad. ¿Se llamaban a sí mismos de algún modo? La cuestión es que los observadores musulmanes percibían una homogeneidad entre aquellas gentes y sus modos de vida, e incluso entre las propias características del terreno. Si hay una cuestión en la que los historiadores están de acuerdo es en señalar los límites de ese primitivo grupo humano (voy a citar una obra que creo ya comenté, colectiva entre las Universidades del País Vasco, La Rioja, Burgos, Valladolid, Complutense, UNED y otras: “Introducción a la Historia de Castilla” , editado por el Ayuntamiento de Burgos) en los siguientes: entre los años 800 y 860 distinguimos ( a partir de un núcleo original ligeramente al noreste de Campoo y al oeste de Mena y Losa, a caballo entre las cumbres de la cordillera y las faldas y valles hacia el sur) los siguientes límites (controlados por los condes hacia el mencionado 860). Al norte el Cantábrico. Al sur con el valle del Arlanzón y el alto Duero. Al este con el Nervión y con el interfluvio de los ríos Oroncillo, Ebro y Urbión, y las cumbres de la Cordillera Ibérica. Al oeste con el curso del Deva y alto y medio Pisuerga. El conde Rodrigo repobló Amaya para dotar de capital a este territorio. Territorio en el que como ya hemos visto, y completaré más abajo, hay una sociedad evolucionando con unas instituciones originalmente iguales, procedentes (instituciones y mayor parte de la población) de las continuas oleadas que continuamente cito, en siglos precedentes.
Es más, la cordillera provocará determinados efectos en el viejo territorio cántabro: la economía tan pobre, fundamentalmente se sufrirá en la zona montañosa. La romanizada zona costera, donde cada vez se hallan más restos arqueológicos, dependerá en sus relaciones económicas con el romanizado sur de Francia, del que obtendrán el necesario trigo. Los grupos humanos enclavados en las cumbres y faldas de la Cordillera tenderán a relacionarse con las zonas cerealistas de los valles del sur, de las que dependían. Curiosamente es aquí donde la romanización sería peor, entre los pobres supervivientes de las campañas romanas y de la pobreza del lugar, donde posiblemente sobrevivirían costumbres indígenas, y quienes además serían los más predispuestos a salir de allí en cuanto pudieran, a tierras libres donde ganarse el sustento. Formarían parte de esos foramontanos famosos que las crónicas indican como avanzadilla de la repoblación de los territorios más al sur.

Respecto al tema del origen de Castilla en las Bardulias, esto sí que no está en absoluto claro. Parece que este pueblo sufrió varios movimientos a lo largo de varios siglos. Honradamente la cosa no está clara, y yo no me atrevo a hacer una exposición o a exponer una opinión justificada si los “maestros” no se aclaran antes. Lo que sí es cierto es que la Crónica de Alfonso III nombra a las Bardulias como un territorio al norte de Brañosera y al oeste de la Liébana.

Y por supuesto no niego que los castellanos fueran leoneses. Estaban sujetos a la autoridad real. Como le comenté a otro compañero cantabrista, es falso que Fernán González (esto sí es un mito inventado) fuera conde independiente. Fernán González actuó como un magnate europeo de la época, aglutinadores de territorios (aprovechando la debilidad del centralismo leonés, lo mismo pasa en esos años con la desintegración del imperio carolingio), tendente aquí a unificar todos los condados castellanos y transmitirlos a su linaje. Y a la postre esto demostró ser de gran beneficio para los castellanos. Pero su propia historia demuestra que, pese a su autonomía y rebeldías (¿qué magnate no lo fue durante la Edad Media?) jamás rompió el vínculo. El ascenso de la mitad oriental del reino, Castilla, no se debe a un proceso de segregación. Se debe al proceso de enriquecimiento (territorial y militar) de una sociedad más viva que resiste más en su territorio el anquilosamiento que provoca el avance del feudalismo en la parte occidental del reino, con una capital progresivamente debilitada entre luchas nobiliarias (recordad que las comunidades de villa y tierra en oriente, en Castilla, rechazaron violentamente el Fuero Juzgo, más fácil de imponer allá donde había un mayor número de magnates de estirpe goda, es decir, en las cercanías de la corte, y tuvieron -esas comunidades orientales- más vida que las occidentales).


Siguiendo con el nombre de Castilla, que aparece, ya sabéis, por primera vez en el año 800, puede, sin embargo, retrotraerse aún más (es de suponer además que ya se usaba antes, no va a aparecer en unos papeles de la nada). Aniano Cadiñanos (otro autor moderno) en “Los Orígenes de Castilla”, plantea cómo los musulmanes llamarían ,desde su entrada en la península, Al-Quila a ese territorio, que probablemente llevaba siglos, en pleno territorio de Cantabria, caracterizado precisamente por sus castros y sus castellum. Los primeros, típicos de las tribus cuyo hábitat es montañoso, en esta y otras zonas peninsulares, y los segundos, erigidos por los romanos, como en otras zonas peninsulares, para el control de cualquier difícil territorio montañoso.

Pese a lo que pretendían Barbero y Vigil, no se tratan estos castellum de ningún limes de defensa frente a una Cantabria “salvaje y amenazante”, para romanos y godos. Si realmente lo fuera, sería muy débil. Inicialmente, antes de la reforma militar, las legiones romanas gustaban de combatir en espacios abiertos. Para eso se crearon. Y sabían que la adopción del modelo romano de vida se centraba en esos espacios abiertos, en las villas. Eran las villas y ciudades la base de la romanización (como las que existían al otro lado de la cordillera, junto al mar, en constante contacto comercial con el romanizado sur de Francia. Y ojo, que tampoco quiero decir con esto que la romanización de Cantabria fuera como la de la Bética, ni mucho menos). En la Península, el ejército romano simplemente realizó labores de policía, y como bien sabéis bastó, una vez pacificada Hispania, una simple legión, repartidas en muchos casos sus cohortes por todo el territorio. Labor de policía más importante en zonas montañosa, por meras razones estratégicas. Si de acuerdo con Barbero y Vigil estuviéramos ante un limes de tipo bizantino, necesitaría, como ellos explican, la presencia en retaguardia de ciudades que apoyaran militarmente la defensa de los castellum. Pero gracias a Paulino de Nola, sabemos que en el siglo II hay una crisis ciudadana en el lugar, despoblándose la zona, debilitándose las ciudades y villas supervivientes. Nos encontraríamos así con unos soldados en “territorio enemigo” en pequeños catellae, nulamente apoyados a retaguardia. No parece muy impresionante frente a una posible amenaza. Y más aún cuando sabemos que las amenazas bagaudas y germánicas obligaron a desplazar a los efectivos militares peninsulares a los pasos pirenáicos, en siglos posteriores. No. No había un limes porque no había amenaza. La romanización, escasa frente a otros lugares como la Bética (¡que sí se levantará contra los godos!), fue suficiente. Nos encontramos ante una Cantabria nueva, en cuyo territorio ya está el germen de lo que será Castilla, y no me refiero sólo a la mera existencia de castillos, como hubo en muchas partes del mundo. Me refiero al germen de lo que serán las comunidades de villa y tierra y las behetrías, en ese territorio de Cantabria en el que se están formando los nuevos caracteres de lo que será Castilla. Tipos administrativos repetidos en todo el territorio castellano, caracterizados, en el primer caso, por la elección democrática (con las reservas de la época, de acuerdo) de los miembros de un concejo (abierto o cerrado, según la época) que rige la ciudad y su alfoz o territorio circundante (idéntico sistema al existente para los castellum romanos en Cantabria –me refiero al castillo más el territorio del que saca su sustento, a diferencia del castillo evolucionado de los siglos plenomedievales, al que otros le suministran- y continuado por godos, e indígenas, en los castellum desocupados y ocupados de nuevo -por godos o indígenas-, o en los castros, donde la tierra circundante es común). Estas comunidades, por ejemplo, no se extienden por Asturias, por Cataluña, por Andalucía...
El caso de las behetrías es todavía más claro. Institución típicamente castellana, permitía a los habitantes de un territorio elegir a su señor, cambiarlo, nada más y nada menos. De modo que no quedaban sometidos al arbitrio de ninguno de por vida. Tampoco son un fenómeno común fuera de los territorios castellanos. Y abundaban en Cantabria. Ello desmiente totalmente cierta opinión según la cuál, Cantabria era una colonia de Castilla. Rara es la colonia que puede elegir sus dueños. Pero más raro aún es que un territorio sea colonia de sí mismo. ¿Cantabria-Castilla colonia de Cantabria-Castilla?

En ocasiones decís los cantabristas que las behetrías no eran una seña típica castellana porque no eran comunes, fueron impuestas en el actual territorio cántabro, y en cualquier caso, eran éstas distintas a las del resto de Castilla. Igualmente decís que no existieron comunidades de villa y tierra en los territorios norteños, salvo que nos estemos refiriendo a alguna institución común a toda la franja cantábrica. El problema está en que en general, la historia de las instituciones suele dejarse de lado. Cuando la estudiamos en profundidad, nos damos cuenta de la identidad esencial de varias instituciones, generalmente con un origen común, y cuyas variaciones se deben a la necesidad de adaptarse al momento, pero sin cambiar de carácter, ya que entonces estaríamos ante instituciones no sólo nominalmente diferentes, sino también esencialmente.

Las relaciones de clientela en las que un propietario libre solicita protección, es decir, relación de libre a libre (no como en los inicios del sistema feudal) son la base de estas dos instituciones que tratamos aquí. Tienen una historia documentalmente rastreable desde la época romana en adelante, y su esquema se repite continuamente. Y no son comunes a todos los pueblos indígenas prerromanos del Cantábrico (o más bien, podemos o no presumir que hubo relaciones locales de este tipo, pues apenas sabemos cosas de entonces, si bien no parece que la estructura conocida de estos pueblos prerromanos se prestara a estas instituciones) por la sencilla razón de la imposición de la romanidad, especialmente en la zona galaica, que tendrá diferentes efectos en unas u otras zonas por la evolución de la política imperial como más abajo señalo. El caso galaico es claro, pues allí los pequeños agricultores ya en la fase tardorromana se ven obligados a ceder propiedades, adelantando uno de los mecanismos del feudalismo.

La behetría, sin embargo, existía en Cantabria. Desde la época tardorromana, hay un extraordinario desarrollo de las relaciones de clientela, en algunas de las cuales, los pequeños propietarios agrupados en aldeas (los “patrocinia vicorum”) se sometían al patrocinio de un poderoso. Ojo, propietarios, no agricultores sin tierras, o esclavos, o colonos. Lógico es que esta figura existiese en la romanizada Cantabria, especialmente en la zona costera y allende la cordillera, más difícilmente en ésta, en medio. El estado romano intentó acabar con ellas. Los reyes visigodos las promovieron. Lo sabemos por la Epístola de Teodorico el Grande, y porque en la documentación de los siglos VIII-X encontramos la anudación de vinculaciones de clientelas por pequeños propietarios libres, siguiendo aquella tradición, lógicamente mantenida allí tras la romanización, el dominio godo, y la llegada de más godos refugiados, amén de otros hispanorromanos, de origen celtíbero en su mayoría. Es lógico que se dieran entre los pequeños propietarios que abundaban en Cantabria, incluida la zona cántabra donde nace Castilla, doblemente romanizada tras la dominación goda. Ya en su momento, Lévi-Provençal descubrió este tipo de relaciones en la España musulmana y sin relación con la tradición islámica (las “istinas”), lo que nos habla de su existencia anterior en toda la Península. Ya que como sabéis, los musulmanes, mediante pactos, respetaron en general (por lo menos los dos primeros siglos tras la invasión) la organización anterior. (Como bien señalaba más abajo otro compañero del foro, al señalar varias behetrías más allá del Duero.)
En los primeros siglos de la Reconquista, como antes comentaba, se mantienen estas relaciones, pero en algunos lugares van desapareciendo: en la zona pirenaica, y en la galaica. Es decir, aquellas zonas donde, bien avanza más rápidamente el feudalismo, primer caso, bien se mantenían ancladas en la tradición tardorromana (como bien romanizadas que estaban), segundo caso, en las que se utilizaban aquellas fórmulas romanas tendentes a reducir esta práctica, para así beneficiar al señor y limitar la libertad del labrador: las “incomuniationes”. Y que beneficiarán al futuro feudalismo.
En cambio, en esos primeros siglos de Reconquista, en la zona cántabro-castellana, abundan estas relaciones, en las que los pequeños propietarios elegían a su señor.
La behetría no es pues, una institución castellana impuesta en Cantabria en algún momento determinado, sino la evolución propia de unas instituciones previas y de una situación histórico-económico-política.
Y a partir del siglo X se comienza a llamar a sus protagonistas “homines de benefactoria”, porque obtenían defensa de un señor. Y eran libres. Solicitaban esa defensa de modo individual, o como en las épocas romanas y visigodas, agrupados en una o más aldeas, si se ponían de acuerdo en el concejo para hacerlo (concejo, institución esta común en los territorios al norte o al sur del Ebro, probable descendiente de la asamblea de vecinos goda o “conventus publicus vecinorum” señalada por San Isidoro y por Orlandis, y que apenas podríamos relacionarla con diversas asambleas indígenas del mundo hispánico prerromano. Estos concejos en algunos casos aumentarán de poder al aumentar el territorio controlado por la comunidad de hombres –caso de la repoblación- conformándose las llamadas comunidades de villa y tierra, que llegaron hasta la línea del Guadiana. Son estas comunidades, por tanto, esencialmente lo mismo que las behetrías. En estas últimas, las aldeas, a través de los concejos como órganos de deliberación, eligen a un señor. En las comunidades, el concejo, ahora más poderoso, tras nuevas circunstancias militares, con dominio ya no sólo sobre la villa, sino sobre la tierra -incluyendo a villas menores-, nominalmente es defendida por un señor - el propio rey, en un futuro, y con la debilidad real, los señores- si bien ya no puede elegirlo, como es natural debido al progresivo avance del poder de los señores- especialmente del rey, en este caso-. Es más, en este sentido de avance del poder señorial –real o señorial me refiero- sobre lo local, recordad igualmente la institución de los merinos, herederos de aquellos “vicarios” condales, que pasan de ser un instrumento de recaudación y judicial, además a levantar la hueste de su territorio, centralizados por otro nombrado por el rey, a finales del siglo XI, y cuyo ámbito fue, siempre aproximadamente, algo más allá del Duero, ámbito de behetrías, pues sus hermanas las comunidades también comenzaban a desarrollarse dependiendo directamente del rey, ya que eran tan poderosas que los señores, de momento, no podían dominarlas (ni éstas necesitaban de ellos), si creían necesario tener seguridad.
Cierto es, como se ve, que la posibilidad de elegir protector (el núcleo de la cuestión en todo este conjunto de instituciones de origen común y prácticamente iguales) se va limitando por ese avance feudal. La presión señorial en aquellas zonas en las que la nobleza era más fuerte, limitó poco a poco el abanico de posibilidades de elección hacia un grupo de privilegiados entre los señores, los “naturales” o “diviseros”. A veces daban su protección bajo la condición de que posteriormente se eligiera a otros miembros de su linaje. En otras ocasiones, emancipaban a campesinos y les dotaban de tierras, bajo la condición de buscar señor de behetría entre determinadas familias, se les exigieron pagos... En fin, mil triquiñuelas en este proceso de fortalecimiento señorial. Estamos ya entre los siglos XII y XIII.
Aprovechando el libro Becerro de Behetrías de Castilla, sabemos que no todas las behetrías sufrieron esas limitaciones a su libertad original, como bien señalas. Solo que éstas, no sólo se encontraban en los territorios al norte del Ebro, como comentabas. Efectivamente se las denominaba “de mar a mar”, y aparecen en los documentos al sur del Ebro con la fórmula “desde donde nace el sol hasta donde se pone” (“de solis ortum usque ad occasum”), desconozco la fórmula usada al norte, si era o no la misma, queriendo indicar que busquen su señor donde les venga en gana. Y conviven, al norte y al sur , con aquellas que habían perdido esa facultad y ahora dependían de algún linaje. De hecho, cuando el Becerro se compone, apenas había ya behetrías “de mar a mar”, incluso en los territorios del Ebro ( en esta zona creo que ya sólo quedaban la de las Asturias de Santillana y Castilla Vieja ).
En fin, se trata de la evolución de un grupo de instituciones de origen común, de esencia permanentemente común, cuyos únicos matices diferentes vienen de la adaptación a las circunstancias.

En fin, en Liébana había 6 behetrías, en las Asturias de Santillana nada menos que 106, y en la Castilla Vétula 104 (20 en Transmiera).

En este sentido, no existen toda una serie de instituciones ajenas a Cantabria cuyo objetivo es extraer la riqueza de allí hacia las arcas de un estado. Desde luego no podemos hablar de estado en la Edad Media. Como hemos visto, las instituciones cantabrocastellanas son propias de la evolución de allí, por lo que difícilmente son impuestas. Respecto a la superestructura absorvedora de la riqueza, estoy de acuerdo. Precisamente uno de los momentos históricos clave en la historia de Castilla fue la revolución de 1521. Ojalá hubiese triunfado. Desde luego no vamos a hacer historia ficción, pero lo que solicitaban los comuneros era alentador. Ojalá todos los castellanos les hubiesen escuchado, por lo menos querían evitar la salida de esas riquezas de Castilla, destinadas a la política imperial. Eso sí era una superestructura devoradora. Otra cosa es que se quiera indicar que Castilla arrebataba riquezas a los territorios del Ebro. Partiendo de lo comentado sobre la inexistencia de un estado que lo hiciera, eran los magnates los beneficiarios de esa depredación, en todos los territorios castellanos, y esto una vez que a fines de la Edad Media triunfa plenamente el régimen señorial con los Trastamaras. Depredación tanto en los territorios del Ebro, como en los del Duero, como en los del Tajo. En todo el territorio. Y por una nobleza idéntica cantabrocastellana, la descendiente de aquella primitiva nobleza montañesa, fundamentalmente de origen hispanogodo.

Y respecto a una supuesta imposición del castellano, ojeando más de una página castellanista en la red, veréis como se mencionan los idiomas de Castilla: bable, gallego y castellano. Pidal , en uso de su magisterio, y ante una falta evidente de pruebas, infirió, dónde podría estar el origen de este último. Los documentos nos indican los más antiguos testimonios del castellano (glosas silenses, glosas emilianenses), pero sólo podríamos inferir dónde surgió esta lengua. Los documentos no nos dicen dónde surgió el castellano.

En Castilla se habló eúscaro hasta el siglo XI, y, por ejemplo, en toda la parte norte de la provincia de Burgos hasta la propia capital. Este idioma, junto con el bable. Y los que los hablaban, eran todos castellanos. El castellano, por casualidad, por una mayor fuerza, por la necesidad de convergencia que da una población heterodoxa, por felices circunstancias para él en definitiva, va imponiéndose. Evidentemente, ni si quiera es probable que en los territorios cántabros del norte del Ebro donde se origina Castilla se hablase castellano de golpe y porrazo. La cuestión es que en algún momento se adoptó (lo mismo me da), y tiene su lógica. Conforme se avanza hacia el sur, y se mezcla el núcleo cántabro – godo – celtíbero con el vasco, y otros, nos encontramos con una federación de hombres y poblaciones libres de gran movilidad, que van y vienen, que extienden el nuevo habla. Ni más ni menos. La conservación del bable es una suerte para todos, pero, francamente, me es difícil creer en una imposición obligatoria del castellano, y menos en esas épocas. Habláis los cantabristas de un proceso iniciado con la creación del estado nación español. Hay historiadores que creen ver el inicio de este en el siglo XVI, y otros en el XIX (más acertado). En el primer caso, desconozco cualquier tipo de imposición idiomática en la etapa austríaca, en cualquiera de los reinos hispánicos de esta dinastía, por parte de alguno de esos reyes extranjeros. En el segundo, estaríamos ante el estado centralizador liberal ( curiosamente, entre este y la posterior dictadura de Paco el gallego, no son los territorios castellanos los más cuidados) en el que tampoco conozco esas medidas. Otra cosa sería la dictadura. ¿Que hasta ese momento no se hablaba castellano al norte del Ebro? ¿En el propio siglo XX? Por propios principios de evolución histórica me parece raro, pero si así fue, perfecto. Pero realmente, no sé muy bien a qué proceso de castellanización os referís antes de la desgraciada dictadura del gallego. Desgraciada para los propios castellanos por el desastre económico y social, amén de la constante utilización que de Castilla ha hecho cualquiera que ha intentado centralizar la Península. Para catalanes, vascos, gallegos, etc, por la sangría cultural. Amén de la represión, y otras muchas cosas, comunes a todos.


Por tanto, se hace hincapié en que esas características son, en la actualidad, y en su mayor parte, producto de una serie de fenómenos históricos a fines de la Edad Antigua y principios de la Media, comunes a las poblaciones del norte y del sur del Ebro, y que se irán extendiendo (y mestizando) progresivamente. Este fenómeno no se produce con el País Vasco. El País Vasco no es Castilla (aunque Álava tenga unas tremendas relaciones con ella). En el País Vasco no se producen esas circunstancias comunes. Es una cultura distinta, y la emigración de vascos a Castilla la dota de un nuevo elemento en su personalidad. Pero Castilla no nace en territorio vasco, sino en Cantabria, con las nuevas características cántabras. Evidentemente, Galicia, por las mismas razones, tampoco es Castilla. Ni Asturias, a pesar de todos los lazos que tiene con Castilla. Y habría que discutir sobre el origen del reino supuestamente astur... pues cántabro era en realidad, como cántabra era la zona de Covadonga, siendo Asturias un pequeño rincón junto a Galicia. Y sobre el origen de las instituciones leonesas... pues sólo hay que seguir el razonamiento."
 
El Ermitaño del Moncayo, 4/09/2004

 

 

 

Última recuperación de la memoria de Castilforte (Guadalajara)

De: Julio García Bilbao foroporlamemoriaguadalajera@gmail.com
Enviado: domingo, 21 de septiembre de 2008
 
Queridos Enrique y Amalia
 
Muchísimas gracias por vuestra colaboración. Nos salen datos por todas partes. El genocidio cometido por el franquismo no tiene límites. Lamentablemente nunca sabremos la mayoría de los fusilados porque no tuvieron siquiera ni el simulacro de juicio que los fascistas realizaban.
Esto ocurrió en las zonas ocupadas por los franquistas durante la guerra.
 
Supongo que no habéis sacado más datos de Juan (el chifle), como nombre completo
 
Os quedo muy agradecido
 
Un cordial saludo comunero y revolucionario.
 
Xulio
IIIa
 
Enrique Parra escribió:
Aquí tenemos, Completa: La Recuperación de la Memoria Histórica de Castilforte:
Lo que más se a podido completar de la gente democrática y republicana (los rojos) de Castilforte, aquí os lo escribo.
Encuentro con testigos de Castilforte: del 05/08/2008.
-Antonio Portillo (Alcalde de Castilforte, durante la 2ª Segunda República). Carcel…
-Bibiano Gil Garrote (Funcionario de Estado de la Segunda República Española. Cartero de Castilforte). (Carcel… para quitarle su función, por ser “Rojo”, o sea demócrata y republicano).
-Juan Gil Ruiz (El Chifle) 5 años de Carcel.
-Máxima Gil Grande (Condenada a 12 años y un día).
-León Gil Gil (Campo de Concentración).
-Pantaleón Antonio Calvo Guerrero (Carcel 5 años: Penado a muerte).
-Juan Gil (5 años de Carcel: Condenado a 12 años y un día).
-Miguel Lázaro Carrasco (5 años de Carcel: Condenado a 12 y un día).
-Carlos Gil Grande (Condenado a 12 años y un día).
-Diodoro (y no Dionisio) Portillo Sanpedro (Condenado a 12 años y un día).
-Luis Martínez Ruíz (4/6 meses Campo de Concentración).
-Claudio Monseco Güíndal (4… meses Campo de Concentración).
Una vez más, todas las informaciones que se encuentren a este respecto, me interesan mucho. Os agradecemos haber creado el Foro por la Recuperación de la Memoria Histórica de Guadalajara, es imprescindible no olvidar; sin justicia no ahí perdón, ni reconciliación posible.
Un fuerte abrazo Comunero y republicano.
Enrique Parra Giménez.
 
 
Articulo del compañero Marçal Isern
 
EN EL DIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS
Hoy se conmemora el día internacional de los D.D.H.H. Todos hemos visto por tele, o escuchado por la radio, a niños, famosos y políticos recitar uno a uno, los puntos recogidos en la carta de D.D.H.H. a los que algunos dan dogma de fe. Pero, todo y todos son buenas intenciones, palabras vacías y hipocresía política. He tenido que aguantarme la risa, cuando he escuchado a Rajoy leer lo de la libertad de expresión o al inmoral Ministro de Justicia, recitar con voz clara y firme algo en que ni uno no el otro creen. O sea los D.D.H.H. Al menos en lo que concierne a las victimas de la guerra civil y la dictadura Franquista. Por que de Rajoy, no puedo esperar nada: alguien que se alegra de que se paralicen las exhumaciones y la investigación de los crímenes Franquistas, un político de un partido Franquista, donde las N.N.G.G. abogan por el revisionismo, cuando no el negacionismo, un partido Franquista y antidemocrático ( de dirigentes con pies ligeros, ya sea para hacer los 100 m lisos o para pisar charcos de sangre de otros) que insultan y menosprecian a nuestras víctimas y se quedan tan panchos, o alaban las transacciones políticas, o los regimenes asesinos como si fueran “placidos” años de Paz y orden, un partido que escupe en la memoria de nuestros muertos. En definitiva un partido que tiene la hipocresía de leer la carta de los D.D.H.H. y quedarse tan ancho, sabiendo que ellos ni los respetan ni creen en ellos.
 
Y por decir de nuestra “Izquierda”. Un Ministro que aboga por dar subvenciones para enterrar a nuestros muertos, como el deber manda ( casi se le escapó eso de que como Dios manda), un partido cuyo presidente, nieto de represaliado, dice que aboga por el OLVIDO, así en mayúsculas, tal y como también dijo el Ministro Celestial, Rouco Varela. ¿Olvidar? ¿El que o a quien? ¿Olvidar, más todavía?. Un partido de Presidentes de Congreso orgulloso del pasado fascista de su padre, cómplice de crímenes contra la humanidad, un partido de Leyes de la desmemoria histórica, que se aprueban con el voto de la Izquierda Hundida y los nacionalistas Catalanes, partidarios de que los símbolos de siempre, sigan donde siempre. Unos nacionalistas Cambonistas, que al mismo tiempo, son herederos de víctimas de unos y defensores de la memoria de los verdugos de todos. Si el PSOE también aboga por los D.D.H.H. y me dan arcadas solo de pensar en el daño que estos “surferos” de la memoria están haciendo a las pocas víctimas que quedan vivas y a sus familias.
 
Si, D.D.H.H. en España, pero para las víctimas del Fascismo. Siento, no vergüenza, si no rabia por tanta inmoralidad y inhumanidad. A dos días de nuestro homenaje anual a las víctimas REPUBLICANAS de la Guerra Civil, no puedo si no sentir un odio especial y dedicado a todos aquellos políticos que hoy, gracias a su incompetencia, a su desidia y a su maldad, han hecho de este país, monarquía parlamentaria, un país mas amnésico y abonado a todo menos ala RMH y a la siembra de los D.D.H.H.
 
Dedicado a todos y cada una de las víctimas Republicanas de la Guerra Civil y de la dictadura de Franco. Hoy no han tenido su homenaje público, por ser no son ni eso VÍCTIMAS DE NADA. Yo se lo hago, hoy des de aquí.

Marçal Isern


 Mi Nación es Castilla (1)

 

A la memoria de las 192 víctimas y a todos los más de 1840 heridos en la masacre, realizada por el Fundamentalismo Islámico, de la que es responsable el Fundamentalismo imperial español, el 11 marzo 2004 en Madrid. La Nación Castellana no olvida, ni perdona.
---
Por necesidad e higiene democrática pugnamos enjuiciar por apología al golpe de estado, a la violencia, a lo homogéneo… a la Fundación Franco. Esta quiere mantener ese espíritu vivo, como proyecto para la sociedad hoy y mañana. Y todo eso con financiación publica, exigimos su prohibición y confiscación de bienes.
(Republicanos Federales Independientes de Castilla. Enrique Parra Giménez)
---
La conciencia no es un simple reflejo de la materia envolvente.
La nación castellana se forja y desarrolla gracias al trabajo y lucha de las gentes del Común, por transformar la naturaleza y la sociedad. El desarrollo de la vida en Comunidad significa precisamente el afianzamiento de la posición y el papel de la mujer y el hombre como sujeto.
Ellos son el colectivo de gentes que tienen el libre albedrío. Por eso no dejan de trabajar y luchar por realizar la independencia. La gente avanza cuando exige la unidad y juega su papel creador en todo, porque las condiciones materiales de la vida social no dejan de ser objetivas para trabajar y resistir, por eso hay que tenerlas siempre como premisa, sin llegar a hacer absolutas dichas condiciones. La conciencia del ser humano no es un simple reflejo del mundo material envolvente. Por eso, la gente castellanista podemos y debemos exigir la sociedad Comunera innovada, y tener la capacidad de realizarla, como originalidad de todas las clases trabajadoras y personas de la Patria Castellana. Si nos lo permite la situación y nuestro grado de preparación, se debe forjar el Poder castellano, porque somos los castellanos el sujeto de la cognición y la transformación. He aquí la razón por que la revolución castellana se producirá, siguiendo el camino de la ciudad al campo, Madrid y otras grandes ciudades y megaurbes del país castellano, tienen acumuladas gentes y fuerzas productivas y luchadoras altamente desarrolladas.  
La nación castellana de sí y para sí, crea su Estado Independiente.
La palabra Castilla se escribe por primera vez en un documento de carácter privado, redactado por un monje, el abad Vitulo, 15 de septiembre del año 800 para recopilar lo que había sido su labor repobladora en los confines orientales del reino/estado astur. Las letras escritas por Lope primer notario castellano es redactado por el Abad Vitulo que hace una donación de terrenos, así atestiguan: “… et S. Martín, queun sub subbicionem Mene manibus nostris fondavimus ipsam basilicam in civitate de Area Patriniani in territorio Castelle…”. Por lo fijado en este escrito Castilla no es otra cosa más que un pequeño rincón, situado al oeste de los valles de Losa y Mena, de los que aparece perfectamente diferenciado en los documentos de comienzos del siglo IX, e identificado con las merindades occidentales del norte en la Comunidad de Villa y Tierra de Burgos, actual provincia del mismo nombre.
Se pobló las tierras de Bardulia qui nunc vocitatur Castella que hoy llamamos Castilla.
Ver: La prehistoria castellana. Y Del pequeño rincón…
Al poblar y organizar la resistencia a la invasión y agresión musulmana, se levantan numerosos castillos y torres de defensa, para la mejor protección de las gentes que viven trabajan y se defienden en Comunidad, el flanco oriental del reino/estado de ese momento, los castillos existentes creados en el territorio terminan por forjar en la mente materia inasequible, del cerebro materia asequible objetiva de los habitantes el nombre de Castilla, por ser el país de los castillos. Así, la gente castellana diferenciada en clases forjan la institución de la behetría de realengo, behetría de abadengo, behetría solariega (señoríos) y behetría de encartación de pueblos villas y tierras que por virtud de dichas cartas se hacen extensivos los fueros  a la Comarca; la Vieja Castilla se hace entre las tierras de Cantabria y Álava en lo que es el norte de la actual provincia de Burgos. Un territorio estrecho, situado entre el Alto Ebro y los valles cantábricos, territorio formado por un conjunto de sierras y valles cuyo primer nombre es el de Montañas de Burgos, un territorio caracterizado por un clima de transición entre el ambiente oceánico atlántico y el mediterráneo continental.
Nuestra originaria nación de Castilla en el siglo IX limita al norte y oeste con nuestra Cantabria, de la que es realmente su parte sudoriental, al este somos vecinos de la hermana nación de Euskal Herria, y al sur están las tierras de la Meseta Norte castellana.
Nuestro primer núcleo territorial castellano, fue mantenido por las mujeres y hombres habitantes de los castillos en total independencia, respecto a la dominación musulmana y desde él, la nación castellana, organiza nuestra inicial Resistencia y Repoblación en las tierras arrancadas a los musulmanes. Este primer territorio castellano es el formado por las actuales Merindades del norte de Burgos.
Brañosera es la cuna del municipalismo federal democrático castellano. La gente, cinco familias con nombres conocidos, de los llamados foramontanos,  fijaron para nuestro movimiento socio histórico, la que es, la primera Carta Puebla republicana y con la que los habitantes, se convirtieron en sujetos ciudadanos independientes de nuestra institución laica, con MANDO y PODER, y dejaron de lado el sistema feudal del sumiso vasallaje católico imperial; por haber negociado protección con el Conde Munio Núñez y su esposa Argilo, en el año 824.
Ver en la pg. Web: www.brañosera.com   El Fuero…
También ver el articulo del: Foro Castellano www.forocastellano.org
Del 14 de octubre de 2007, Fuero de Brañosera. Municipios castellanos homenajean el municipalismo en la montaña palentina.
 
Plantado en la ruta
de Foramontanos
recuerdo rincones
agrestes
de gentes
inquietas,
rebeldes,
que de las montañas
saltaron sobre la meseta.
Era por los siglos
Octavo y noveno.
Aquellos proscritos
iban donde iban:
a fundar Castilla.
Mario Ángel Marrodán
“Cancionero de Palencia”.
 
“La lucha larga ha de ser
por la libertad del reino (Estado),
que no fuera libertad (independencia)
la que los reyes le dieron,
que libertad concedida
 no es libertad, sino (derecho) fuero.”

Luis López Álvarez
LOS COMUNEROS
 

 

 

 

 

 

 


De lo narrado, emana nuestro primer derecho, como mujeres y hombres de la nación castellana, reivindicamos y pugnamos, dentro de la legalidad y por vía pacifica, la unificación federal de las diferentes Comunidades… esta diversidad humana consta hoy de más o menos 11.300.000 habitantes, con nuestras 17 provincias y territorios; actualmente estos, están voluntariamente fragmentados, separados y escindidos por la barbarie constitucional autonómica española.
Por legítimo derecho a fuero, optamos y exigimos, el reconocimiento jurídico de nuestra condición inalienable de nación, en los territorios históricos de Castilla. Estos incluyen la actual: Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Madrid, Castilla la Mancha, la Comarca de Utiel y Requena, sin dejar fuera a Villena. El seguir separándonos con el autonomismo, y no respetarnos; sólo lleva a incalculables y dramáticas consecuencias. 
La nación de Castilla, es una de las primeras, sino “la única” por nuestras behetrías, cartas puebla, fuero viejo y desarrollo en Comunidades y Concejos; somos él ejemplo vivo en Europa, de una cultura y civilización mestiza y diversa, democrática y federal de todas las clases trabajadoras y patrióticas del Común, que de sí, y para sí misma, piensa, crea y forja en nuestro solar los cimientos, pilares y techo del propio Estado Independiente Castellano.
Castilla es todavía después de 1207 años, por estar en la Península Ibérica la clave de toda ella y una de las raíces vivas de Europa. Nada son las dominaciones temporales inventadas e impuestas a sangre y fuego por los imperiales sean estos Austria o Borbón…, sin las costumbres y tradiciones, del movimiento socio/histórico, sin la lengua y literatura milenarias; de mi nación castellana.
Por eso afirmamos el federalismo democrático  en la nación castellana como elemento clave, para lograr la unidad y convivencia entre la diversidad castellana; forjada sobre nuestra realidad: por evidencia los castellanos somos castellanos y no españoles de Castilla.
Castilla no admite ser sacrificada por el autonomismo separatista, en beneficio de un unitarismo centralizador, que nos ata al imperialismo español. El constitucionalismo autonómico del “Bunker”, se centra en dividir y posteriormente suprimir la nación castellana, disolviéndola en su invento imperial de clase, que es España. ¿Porqué los castellanos deberíamos aceptar la desaparición de nuestra nación Castilla, creada por nuestra gente; aquellos que pretenden transigir entre la nación castellana y los españoles, deben dejar su actitud separatista y de negación hacia lo castellano, los castellanos y Castilla? A mi nación Castilla, solo le queda perder las cadenas del moribundo imperialismo español, y las esta rompiendo la vieja guardia Comunera junto a la juventud revolucionaria castellana.
Hablar entre castellanos, en perspectiva de Ahora Castilla “Manifiesto de Alcalá”, de manera que el debate sirva para federarnos democráticamente. Es debatiendo sobre los proyectos de constitución castellana que podremos abrir la vía a la unidad. La verdad es que existe una nación de Castilla dividida en pedazos, a la que debemos dotar de instancias federadas propias, con un gobierno, unas Cortes, una administración…, compuestas y compartidas entre la diversidad castellana sobre una base democrática y federal.
Esta alternativa no admite sueños neo-españolistas de una España autonómica recentralizada pues de lo que se trata es de hacer una federación castellana para asegurar su propio porvenir en tanto que raíz de Europa.
Ser nacionalista castellano, es estar contra toda globalización centralista.
¿Ser nacionalista actualmente, es innovar sin trabas las formas de unidad de todas las partes de Castilla, exigiendo la totalidad de las competencias y la gestión de todas las materias del Común? ¿Ser nacionalista, es afirmar Castilla en toda su unidad, rechazando el localismo que nos separa y divide? ¿Ser nacionalista hoy es promover Castilla en Europa y en el mundo, en tanto que motor intérprete de una Iberia y Europa federal democrática? ¿Ser nacionalista es resolver entre el castellanismo las formas y maneras, que nos permitan darnos los medios de acabar con el separatismo y la división que sufrimos bajo la opresión de los imperiales españoles? ¿Porque, la democracia federal y el nacionalismo son características nuevas, propias a la época y del momento actual, al nivel europeo y mundial, son la nueva corriente de la lucha de clases del movimiento soberanista? El Estado unitario…, bajo manto constitucional autonómico, por su inmovilismo arcaico es débil, ya que es un imperialismo que a perdido su hegemonía tanto a nivel español que europeo y mundial, es por eso que reconoce la autonomía regional para evitar la radicalización en la lucha de clases interna, pues busca auparse a la hegemonía global, aunque escurre su responsabilidad en todo, amalgamando todo y por su naturaleza de clase egoísta lleva en sí, y para sí, el espíritu oligárquico de colusión de Munich; todo ello hace posible la dualidad del Poder y el compartir Mando, cuando no puede evitar lo. ¿Actualmente para el nacionalismo, ello no es sinónimo de repliegue o debilidad ya que es indisociable de nuestra voluntad abierta al cambio continuo, para ejercer nuestro papel alternativo a la globalización imperial? ¿Ser nacionalista castellano, es nuestra propia manifestación de estar y participar en la emergencia de todas las naciones?
Siglo para la independencia de Castilla, por el federalismo democrático.
Enrique Parra Giménez
24 de octubre del 2007

 

 


 

 Nuestra mezclada etnia es identidad nacional castellana (3)

 

A la memoria de las 192 víctimas y a todos los más de 1840 heridos en la masacre, realizada por el Fundamentalismo Islámico, de la que es responsable el Fundamentalismo imperial español, el 11 marzo 2004 en Madrid. La Nación Castellana no olvida, ni perdona.
---
Por necesidad e higiene democrática pugnamos enjuiciar por apología al golpe de estado, a la violencia, a lo homogéneo… a la Fundación Franco. Esta quiere mantener ese espíritu vivo, como proyecto para la sociedad hoy y mañana. Y todo eso con financiación publica, exigimos su prohibición y confiscación de bienes.
---
(Republicanos Federales Independientes de Castilla. Enrique Parra Giménez)
---
 
(3). Pocos nombres, si es que alguno, se mencionan con tanta frecuencia como el de Castilla, nuestra madre patria. Y ninguno se emplea de manera tan confusa y muy frecuentemente, con tan manifiesta impropiedad.
El vocablo y nombre de Castilla suele traer también a la mente la imagen de un Estado Federal Democrático, que de sí, y para sí, sentó la soberanía e independencia institucional, de las Comunidades de Villa y Tierra. En esta se trata de presentar nuestra personalidad de Castilla tal como realmente la han fijado  sus gentes, en su desarrollo socio histórico.
Diferencia individual y colectiva
A la caída del imperio visigodo de Toledo (débilmente asentado sobre una aristocracia goda e ibero romana), arrollado vertiginosamente por el empuje musulmán; sin que las diversas gentes del solar de Castilla,  en servidumbre, luchara por defenderlo, pues les era indiferente depender de los viejos señores cristianos o de los nuevos musulmanes, tanto más cuanto que éstos eran tolerantes con la religión de los vencidos, comienza el largo período histórico de Resistencia; durante el cual Iberia aparece dividida en dos grandes campos, musulmán y cristiano.
Durante esta época y por la conjunción de un gran número de factores muy diversos (geográficos, económicos, antiguos antecedentes históricos y vicisitudes de las luchas de Resistencia, no sólo los ibéricos paganos, cristianos y laicos contra musulmanes, sino entre los de la misma religión); toman forma distintas agrupaciones nacionales y sus correspondientes estados, que son el origen vivo e inmediato, de las actuales nacionalidades, en Iberia; cada una de ellas con su personalidad intrahistórica existe, a pesar de las dominaciones pasajeras, de los Estado-nación, sean estos: Imperios, Repúblicas, Dictaduras o Monarquías democráticas autonómicas…; es en la diversidad individual y colectiva, que hemos forjado nuestra original identidad de nación castellana.
En los comienzos de la secular Resistencia, se hacen independientes en el Norte de la Península varios focos de oposición al dominio musulmán, muy diferentes entre sí. Como ya sabemos, Castilla es el primer opositor y víctima del estado visigodo imperial, sin por ello dejar de hacer frente a los moros. Castilla, se extiende hacia el sur, y así lleva su lengua, cultura y su organización social. Es en la norteña montaña cántabra, que se forja también un pequeño estado de características singulares y de gran interés para el conocimiento de nuestro vivir. Castilla, de raíces étnicas indígenas, cántabra y euzkaldun…, marca vigorosamente nuestro carácter nacional, se hace así misma y afirma nuestra personalidad castellana, ante dos fundamentalismos: el del imperio católico del noroeste y el musulmán del sur.
A medida que avanza la Resistencia por la antigua Celtiberia, su territorio quedo repartido entre las naciones y los estados independientes de Aragón y Castilla, conservando una misma fisonomía regional; ambas naciones y estados, fueron en su nacimiento ayudados y sostenidos por el Estado Euskaldun de Navarra. Esté, en esos momentos era hegemónico en su área de influencia.
Respecto a las primeras naciones del solar de Castilla, leer:
AL-BASIT . Revista de Estudios Albacetenses. Pg 157 a 171. Segunda Época. Año X. Número 15. Octubre 1984. D.L. AB 473-1978.
9. La Submeseta norte y sus relaciones culturales con la Submeseta sur.
Por Ángel FUENTES DOMINGUEZ.
Castilla nace en Cantabria. Grande es la influencia del antiguo poblamiento peninsular en la formación  de las nacionalidades ibéricas. Claras son las raíces prerromanas de la personalidad nacional de Castilla, desde Atapuerca… Su resistencia se caracteriza por el predominio del elemento indígena.
Castilla, como León se expande hacia el sur en sus luchas contra el moro. En tanto que León se repuebla con gallegos y sobre todo con mozárabes que dejan el Anda-lus para establecerse como labradores y artesanos en los señoríos leoneses; Castilla se puebla de norte a sur, con población indígena, cántabros y vascos, mujeres y hombres libres e iguales, que al extenderse por las serranías poco pobladas de la antigua Celtiberia se funden con sus habitantes, también de inmortal renombre por su fiero apego a la independencia. Veinte años duró la resistencia de nuestra primitiva Numancia, capital de los Arévacos, esta heterogénea federación democrática de primeras naciones del solar castellano, marcan con su resistencia la identidad de la nación de Castilla... Aconsejamos leer: Numancia, de José Luis Corral
ISBN: 84-350-6046-2.   http://www.edhasa.es
Ambas poblaciones, tan diferentes, son caracterizadoras de nuestra mezclada y diversa etnia nacional castellana. Justa es la frase que dice: que el vasco es el alcaloide del castellano. Expresión que aplicada a los orígenes de Castilla encierra mucha más verdad de lo que a primera vista parece. El estado castellano se hace en la Edad Media con caracteres, no ya diferentes, sino antagónicos, a los del asturgalaicoleonés. En lugar del aristocratismo romanovisigótico de las castas dominantes en León, Castilla presenta la igualdad federal democrática indígena cántabra, numantina…; en lugar de la gran propiedad feudal de los nobles y la Iglesia, la comunidad de bosques, pastos, minas y aguas: en vez de legislación imperial, la foral, o simplemente los “usos y costumbres” populares; al centralismo unitario opone la federación de pequeñas repúblicas o comunidades soberanas trabadas por un electo jefe común y poder federado a la cabeza; al poder teocrático, el laicismo de un pueblo creyente que mantiene a los clérigos apartados de los puestos de gobierno; a la casta militar, las milicias concejiles; a los privilegios señoriales, la igualdad de los ciudadanos ante la ley; a los jueces y funcionarios de nombramiento centralista real (vertical), los de designación popular.
Etnia e identidad castellana
Es el pueblo, de las instituciones federal democrática de las Comunidades, por identidad lingüística, cultural, geográfica…, el que se forja, en étnica nación. El que hace con la cultura propia el criterio diferencial, porque interpreta el comportamiento Común de nuestra sociedad. La etnografía, es la ciencia que tiene por objeto, el estudio y descripción de las mestizas personas de la identidad castellana.
La cualidad de identidad de ser persona castellana, que se diferencia así misma. Se hace conocer en tanto que individuo de la nación de Castilla. Y se considera sujeto, por entendimiento, memoria y voluntad; se IDENTIFICA a sí y para sí, como hija e hijo de la nación castellana. Dicha identificación lleva hasta lograr por vía pacifica y democrática, la unidad federal táctica actual, a corto plazo (Pacto Federal Castellano); y en lo estratégico dentro de un proceso democrático federal prolongado, con Extremadura y Murcia ambas castellanas, construir la amplia Castilla independiente. Desde el Cantábrico al Mediterráneo. Desde Cáceres a Utiel y Requena.
Forja de la etnia federal democrática de Castilla
La evidente realidad, necesita ser aclarada. Porqué ella fragua cada día más, la etnia castellana. La palabra etnicidad hace referencia a algo muy profundo, exactamente a la suma intrahistórica de experiencias vivas, que han definido y diferenciado las formas humanas de todo lo castellano. ¿Cual es denominador común que federa actualmente a los castellanos?, ¿esté es, la violencia histórica que sufrimos, la discriminación y el separatismo, a que nos somete el autonomismo constitucional, de los imperiales contemporáneos?
¿Sí, nosotros los castellanos constituimos una nación?, ¿somos una nacionalidad muy particularmente diferenciada, reconocible por lo que ella es, desde Atapuerca…? Cuanto se ha andado, trabajado, luchado por la libertad e independencia, cuantas resistencias hemos forjado ante, las agresiones y dominaciones que sufrimos…
Y entendemos, la resistencia continua, en todas sus formas, por la independencia y unidad federal democrática de Castilla. La etnicidad nacional vive, una manera Comunera socio-histórica, propia a la personalidad de los castellanos. Creemos en todo lo castellano, por su coherencia como civilización, y constituye nuestro patrimonio. ¿Qué, más podemos aportar para fijar nuestra identidad? El valor de todo lo castellano esta en la memoria colectiva, y  dentro de nuestra materia pensante consciente. Todo ser humano nace con algo consciente en su cerebro, una vez cortado el cordón onvilical es la vida independiente… que se inicia, y a ella se llega con algo en las manos; empieza en el entorno maternal, al amor materno, oímos las primeras palabras matrices del idioma castellano. Inicia desde los pechos de nuestra madre, la memoria, las experiencias seculares acumuladas, del vivir vehiculado por la cultura castellana. Los esfuerzos de miles de generaciones castellanas, han fijado una cierta cantidad y calidad, tanto positivas que negativas, de valores personales, que constituyen la Civilización Comunera de Castilla.
La identitaria etnicidad nacional, puede definirse ante todo como el despertar de la memoria consciente de la personalidad castellana, a la que se debe ser fiel y digno. Ahora bien, la identidad étnica a de ser activa, contundente, y exige praxis para la innovación continua. El único sometimiento, a de ser al federalismo democrático. Nuestra etnicidad es la expresión de la identidad, actitud activa del espíritu ofensivo comunero. Ella vive un nuevo despertar de dignidad castellana. Qué refuta la opresión colonial, y combate el separatismo, del imperialismo español. Sistema  inventado para mantener los intereses de clases bárbaras, que santifican actualmente el nacional catolicismo franquista, por un miembro de las juventudes hitlerianas llevado ha, Papa. ¿Estos hechos, recuerdan otros anteriores contra el federalismo democrático del Común castellano, en que la clase imperial castellana, se alió, a la misma clase europea, provocando una intervención violenta contra la soberana nación y Estado Independiente de Castilla. Bajo mando del flamenco Adriano, responsable del genocidio de Mora (Toledo); que después del saqueo de Roma, por Carlos V y sus tropas imperiales, le proclaman Papa Católico a tan violento Cardenal?
La etnicidad identitaria nacional castellana, nos lleva al encuentro de nosotros mismos. De hecho es la recuperación por y para nosotros, de todo nuestro pasado a trabes de nuestra literatura, imaginario, obras de arte, y la necesaria edificación ya sin más esperas de nuestra Academia Castellana, porque ella ara que arda la yesca en la forja, de nuestra nueva independencia y porvenir.
Lo decisivo, es la rehabilitación de nuestros valores por nosotros mismos, ya que se trata de vencer al colonialismo interior que domina sobre Castilla, por el federalismo democrático en tanto que nueva revolución Comunera, ella es la mejor forma dialéctica de revolución, pues va al fondo, de la cuestión nacional castellana.
En Villalar de los Comuneros, nuestros antepasados defendieron la soberanía y la independencia, de las federadas y democráticas Comunidades de Villa y Tierra de la nación castellana, y nuestro Estado Independiente. Tenemos una deuda de reconocimiento que debemos respetar, ¿Qué nadie, el día nacional de la Patria castellana en Villalar, pronuncie la palabra autonomía? ¿Qué, lo que allí se defiende, por respeto, es la soberanía e independencia de toda Castilla, y de todo lo castellano?
La sociedad castellana para innovar actualmente sus usos y costumbres, debe vivir cada día, su transformación cultural. Ella se inicia con la diversa y mestiza etnicidad, que sencillamente significa identidad nacional castellana, porque lo señala muy bien nuestro idioma castellano: lo que es sillar, de todo el edificio en que se sienta, el núcleo duro e irreductible; que da a todo ser humano castellano, una cultura y civilización propia, estilo y singularidad personal. Todo eso es la etnia de nuestra identidad, afirmamos nuestro derecho a la diferencia en tanto que nación europea, desde Atapuerca caminando en Iberia…, entre las más antiguas y primeras naciones de lo que hoy, es Europa. No damos lecciones a nadie, ahora bien tampoco las aceptamos.
Ver: Fundación Atapuerca. http://www.atapuerca.org 
Leer: Historia Xeral de Galicia. Pg 8. As primeiras xentes.
“Pensemos, con respecto á Península Ibérica, en Orce ou en Atapuerca;”
ISBN: 84-89138-99-0.
También leer: Los Primeros Pobladores de Europa. IBSN: 84-7009-573-0.
Introducción
LA REVOLUCIÓN DE ATAPUERCA…
Siglo para la independencia de Castilla, por el federalismo democrático.
Enrique Parra Giménez
03 de noviembre del 2007

 


 
El Común esta en el nacionalismo, internacionalista. De la gente castellana (4)

 

A la memoria de las 192 víctimas y a todos los más de 1840 heridos en la masacre, realizada por el Fundamentalismo Islámico, de la que es responsable el Fundamentalismo imperial español, el 11 marzo 2004 en Madrid. La Nación Castellana no olvida, ni perdona.
---
Por necesidad e higiene democrática pugnamos enjuiciar por apología al golpe de estado, a la violencia, a lo homogéneo… a la Fundación Franco. Esta quiere mantener ese espíritu vivo, como proyecto para la sociedad hoy y mañana. Y todo eso con financiación publica, exigimos su prohibición y confiscación de bienes.
---
(Republicanos Federales Independientes de Castilla. Enrique Parra Giménez)
---
El Común
(4). Todo castellano con un mínimo de memoria y enseñanza, tiene una consciencia cultural, intelectual lo suficiente, respetable hacia la gente. Poseer la consciencia cultural, no es suficiente, si ella no esta completa por la viva memoria socio-histórica, del respeto a la vida y a la identidad de todo individuo. Sea este, creyente, ateo, o persona perteneciente o no, a un partido. Ella no esta fuera de la cuestión nacional castellana. Ya que está se eleva por encima de partidos o colectivos. Aunque, dicha cuestión se mezcla a cada problema de la vida, en sí y para sí, es el cuadro de todas y cada una de las necesidades vitales del individuo y de su nación.
Poseer una consciencia política independiente para el Común exige:
a)Las necesidades primarias o fisiológicas que deben ser satisfechas.
b) Las necesidades de de seguridad están constituidas por la seguridad física, la seguridad económica, la seguridad de un cuadro de vida, la seguridad jurídica, la protección y defensa de cada ciudadano y de sus vienes y propiedad.
c) Las necesidades sociales, pertenencia a la identidad nacional castellana, afección, relaciones sociales, solidaridad, cultura propia, tradición usos y costumbres de vida común. El ser humano es él solo habilitado a ejercer su voluntad de dueño y pertenecer a la étnica mezclada de Castilla.
d) Necesidades de consideración, necesidad de apreciación en lo efectuado, de un estatuto de dignidad, prestigio, confianza en sí, de reconocimiento diverso.
e) Necesidad de plenitud de la persona, de desarrollo propio, de realizarse y sobrepasarse. Derecho a decidir soberanamente por y para sí mismo. Respeto a la posición de dueño que ocupa, y el papel de creador que juega, la mujer y el hombre en las relaciones sociales y la naturaleza.
Los castellanos tenemos patria, esta es la nación de Castilla. Hay varias maneras de amar a su nación y de probarlo; y por igual existen diferentes formas de comprender el porvenir de la unidad nacional castellana.
Cuantas más naciones sean constituidas, organizadas, independientes o en camino de serlo, más sólidas serán las relaciones entre ellas. El despotismo democrático autonómico, es sólo centralidad, que suprime y mantiene por fuerza su dominación, sobre la propia vida de las nacionalidades; dicho imperialismo es contrario al Común de la nación castellana y a las Inter naciones. Que exigen, les sea reconocido, el derecho a la autodeterminación.
Fracasó, el centralismo democrático
Una teoría se formo y se hizo aceptar poco a poco, ella esta sentada en el centralismo democrático, como un dogma. Luego de la caída del Muro de Berlín y la fecha de1989, y tras la derrota del genocidio Kemer Rojo; ha sido todo el sistema de esa teoría del centralismo democrático piramidal, la que ha fracasado.
Según ella, la cuestión de la producción y de la repartición de la riqueza resumía todo el problema social. Afirmaban que la fraternización de todos los explotados se imponía, con la supresión de las fronteras, y el ideal de un régimen único, dando a cada uno el producto integral de su trabajo. Semejante argumentación sirve de texto para grandes volúmenes, a centenares de discursos, y millares de artículos en periódicos. Ahora bien, las circunstancias socio-históricas, vienen de desmentir todo el centralismo democrático, mostrando, muchos aspectos, de su vacío e insuficiencia. Esta teoría, donde el verbalismo simplista podía ser aceptado, no ofrece una solución satisfactoria a las cuestiones que se ponen las mujeres y hombres y sus identidades nacionales, actualmente. La teoría “realizada” por que se institucionaliza, se fija, deja de ser movilidad continua, con la gente y para la gente; sus partidarios “bien intencionados”, proclaman la pirámide del centralismo democrático, ellos “viven en su época”, o sea paran la actual; y con ello dejan la contemporánea. Toda Reforma, Resistencia y Revolución, que se para, se hace a medias, y con ello cava su propio fracaso y tumba.  
Y, como hay, cuando se razona, que acomodar los razonamientos a los hechos, y dejar la absurda pretensión sectaria, de querer acomodar los hechos a los sistemas, por eso es necesario examinar los puntos débiles de dicha teoría, y ver en que, ella debe ser rectificada, innovada y completada.
Lo inaccesible del Quijote, sobre la nacionalidad Sancho pancista de Castilla
El error del punto de partida, esta en la importancia dada a las solas condiciones económicas y sociales. Y decimos que, aunque la subsistencia este asegurada, existen las demás necesidades identitaria innegables. De todo ser humano. Además de haber transformado la materia en pan, el ser humano se forja cada día, desarrollando su libertad hasta la independencia. Y es cierto que para ser independiente, se necesita más la autodeterminación que el pan: aunque para ello haya que comer hierba o raíces. Es en esto, en lo que el ser humano se diferencia del animal. Cuanto más nos alejamos de la barbarie y de la dominación cotidiana, más es fuerte nuestro amor por el Común, donde la voluntad de independencia aumenta. Ni el dolor, ni el sacrificio hacen dudar al ser humano en hacer camino, andando hacia la independencia.
No es verdad que la cuestión del salario y lo social sean lo único, y que le sea indiferente, al trabajador manual o intelectual, estar explotado, por tal o cual modo de dominación. Modos que no son idénticos en todos los países, el trabajador dará hasta su vida por que le sea reconocido el derecho de escoger. Y como el Común lo componen: la lengua castellana, los usos y costumbres, las creencias, la política… hacen su diversidad, estas condiciones de existencia a las cuales las gentes están ligadas, tienen una gran importancia, y ponen en el centro de todo continuamente el problema de la nacionalidad castellana.  Tratar de resolverlo, suprimiendo la independencia, es cosa pueril. La emanación y origen de Castilla, es un gran acontecimiento socio-histórico, para el desarrollo contemporáneo del mundo castellanohablante, y no se hace desaparecer un hecho evidente: negando, separando, despreciado y agrediendo, violentamente la independencia de la nacionalidad castellana.
El centralismo democrático, niega al individuo y su nación
Querer e imponer a las naciones, a sus gentes, que se fundan en un solo y homogéneo país o Unión Europea Continental, es evidentemente querer lo imposible, soñar lo inaccesible es lo propio del Quijote, ¿este imperialismo castellano-españolista, Señores de la oligarquía, esta en la tumba? ¿En el cubo de basura, de la historia castellana?
Algunos interesados del catolicismo imperial, podrían responder que lo imposible de hoy, puede ser posible mañana…, si se le ayuda con la dominación violenta, el asesinato…y que no se abandone el ideal de su imperio hacia Dios y los intereses oligárquicos… aunque su realización sea una barbarie permanente, bajo manto de despotismo democrático autonómico.
Ahora bien, ¿nos preguntamos los castellanistas, grandiosos son sus beneficios para que el centralismo democrático exija la fusión, disolución y sometimiento del individuo y de su nación Castilla, a su idea centralista, cubriéndolo con la Internacional?
El liberalismo democrático, sólo es mundialismo centralizador
¿Por qué, la globalización y su ideario privatizador liberal, destruye y niega la validez de todo lo Común castellano, para imponer su institución reduccionista de mercado nacional, mercado europeo y mercado mundial, multicultural…, privatizando toda la economía social, del estado de bien estar, y a su vez socializa las deudas y perdidas de la oligarquía imperial, a nombre de la gente del pueblo; el liberalismo democrático, sólo es centralismo?
Hij@s de la nación castellana, no dudar en responder que no es aceptable, ningún: centralismo democrático, ni liberalismo democrático, ni democracia orgánica fascista. Ellas son negativas para el individuo y su nación. Porque, ellas son quimera, indeseable al servicio de un puñado de expropiadores.
Ellas sólo pueden existir por una bárbara y encubierta centralización, que son formas institucionales de opresión.
La federación democrática
¿La nación castellana es por naturaleza social federal democrática? Ahora bien sin: dominación, ni separatismo, ni discriminación. Nosotros concebimos beneficiosa la federación democrática, y esta la aceptamos bajo reserva de nuestra libertad e independencia. Admitimos la acción Común, sentada en una disciplina libremente debatida y consentida, ahora bien entendemos ser dueños de nuestras decisiones y destinos.
La independencia y soberanía de la nación castellana, se fragua con la práctica diaria del federalismo democrático republicano, que fija nuestro internacionalismo. La democracia federal republicana, pone al ser humano y su nación Castilla, en el eje de todo, lo Común. Este, se institucionaliza en las Asambleas de Comunidad, de todo tipo, en tanto que Poder y Mando, en dualidad continúa; hacia todo sistema centralista opresor, el que sea.
 
Etnicidad del nacionalismo castellano
Deseamos una Europa Federal Democrática, de las naciones, patrias y pueblos; recuperando la memoria anti-imperialista y anti-fascista, forjada por la participación de los castellanos, dando pruebas  de cuando y como se protege y defiende la libertad e independencia nacional, con una resistencia política, de cada día y en todos los sectores de la vida. La expresión del sentimiento patriótico castellano, esta en cada individuo, ello es un acto de identidad Comunera. La patria castellana, no solo es la tierra, si no el conjunto de seres humanos nacidos o venidos, que en ella viven. Es el pueblo de todas las clases trabajadoras y personas respetuosas del Común; con una actitud y esfuerzo jamás agotado; es la mezclada étnia castellana, con nuestros usos y costumbres, buenos y malos pero son los nuestros; con la matriz de nuestra lengua  y literatura castellana. Por eso amamos lo que conocemos, la comprendemos, ya que nuestra vida es pedazos, de la vida patria…
Por étnica nacional castellana. Entendemos una nación, que ha perdido su Estado Independiente, tras la derrota de Villalar y la caída de Toledo, ella continua siendo una nacionalidad compuesta por vivas Comunidades de Villa y Tierra, organizadas en mezcladas republicas federal democráticas municipales, que se independizan del poder centralista; la diversa resistencia castellana contiene similitudes en usos y costumbres, del Común, que constituye el sillar continuo del pueblo castellano.
Ver: ATLAS CASTELLANO conoce tu tierra:
Las gentes viven en Comarcas tan diversas, ellas en sí mismas mezcladas, y su actitud es tan diferente como lo son nuestros paisajes. Un habitante del Sur o del Norte de  Castilla, es un individuo con mezclada humanidad étnica, de donde se forja la diversa nación de Castilla, día tras día, hasta la actualidad. Todos ellos, constituyen el Común político heterogéneo, en que se fragua el carácter análogo más que milenario castellano.
Observemos: las actividades a las cuales la gente se dan, por la influencia del medio geográfico y político, tan diferente. Es, necesariamente, esta diversidad de condiciones las que acentúan, el mestizaje original de la etnicidad de los castellan@s. Hay que comprender la transformación interior de la forja Comunera. Además de los rasgos comunes a todos los habitantes de Europa, se percibe rápidamente las diferencias profundas de los castellanos. Estas diferencias, se explican por las divergencias sobre la manera materialista de comprender y vivir la vida; y el hallar un eco, en la manera idealista de dejarse impresionar por los problemas del más halla de la vida, inventados por el catolicismo imperial; impuestos como fundamentalismo por el nacional catolicismo español.  Por un lado  lo agresivo, violento, genocidiario; del otro al contrario, el amor del Común, el libre albedrío de cada individuo de la nación castellana, en el que la actitud hacia las creencias solo es una costumbre respetable, y donde nuestro antiguo paganismo, y el libre pensar es tradición numerosa.
Pero hay una prueba más característica  y decisiva todavía, aun más evidente que se pueden deducir de la tierra, los paisajes, actividades, temperamentos, creencias, usos y costumbres…, ella es la lengua castellana, matriz étnica de nuestra identidad diferenciada.
La lengua castellana matriz étnica nacional
Es un tesoro mezclado y acumulado en el curso más que milenario, por las gentes de la identidad nacional de Castilla. Ella incluye la memoria, de nuestras alegrías y dolores. Ella despierta en los que la hablan, las impresiones confusas que remontan a los días inciertos de la infancia, balbuceando sobre las rodillas maternas, y más lejos todavía, corresponden con la memoria Comunera de nuestros antepasados. Hay un momento a un no conocido en lo que nos une a la lengua castellana, que tiene, menos a nuestro ser razonador, que a nuestra inasequible materia pensante. Y solo es concibiendo a si el problema, que pensamos en los millones de raíces que se adentran en el pasado intrahistórico más antiguo, que nos permite comprender el carácter propio de nuestra lengua castellana, y los delicados e insolubles procedimientos que a la inteligencia, las cuestiones, de su uso pone.
Por ello afirmamos, que la lengua castellana es la característica original, de lo que es la nación castellana. Y nos sentimos orgullosos de ser el sillar actual, de más o menos 450 millones de castellanohablantes, ¿Qué rechazamos, callarnos? ¿Aunque, nos asesinen los imperiales españolistas, como han hecho con el joven compañero de 16 años Carlos Javier Palomino Muñoz, en Madrid el 11 de noviembre de 2007? Pues estos dominan y separan a Castilla, y las demás naciones con su violenta maquina; y pretenden volver a imponer su hegemonía imperial, en las hermanas republicas soberanas e independientes de Latino América. ¿Señores oligarcas, ustedes están sentados en las bayonetas, del moribundo poder imperial?
En el Estado español, está la nación de Euskal Herria, Galicia, Catalunyá, Castilla, Aragón, Andaluzia, Canarias…, y de más Regiones históricas. A además existe la gente digna bien intencionada, republicana federal democrática española.
Por eso, imperiales, sólo son, los que viven de la maquina institucional por servicios o enchufes al sistema opresor.
¿Ceuta y Melilla, son parte integrante de la primera nación Berber, del RIF, ella ya existe desde antes de la dominación de Roma, y también existía antes de la invasión y llegada de los Árabes, al Norte de África; actualmente parte de la nación Berber esta integrada, al sumiso y Fundamentalista Estado centralista de Marruecos?
Hay que considerar: que solo son lengua materna nacional, el idioma Castellano, el Galego, el Euskera, el Catalá, el Valencia, el Mallorquín, el Guanche…, Los castellanos y otros antifascistas republicanos no están contentos, y por si fuera poco, la única medida que emplea el despotismo democrático es la represión. Evidentemente, el proceder sigue siendo su “Viva y Realizada Leyenda Negra” siempre es más fácil que la Reforma democrática; y además les evita, la fatiga mental, y la negociación compartida, con los contrarios. ¿Por qué se escoge la violencia en lugar de la democracia y la negociación; en una palabra, prevalece el método del gallego Millán Astray?
Violencia y negación de la nación castellana
La violencia y negación sobre la nación castellana, no son soluciones que puedan satisfacer a las gentes. Pues a más represión y violencia, la persona, aprende, y da nuevas respuestas de Resistencia democrática: protegiendo y defendiendo el respeto y la dignidad, de los nacidos y venidos a la nación de Castilla. Los Comuneros proponemos la alternativa del federalismo democrático identitario: para una nueva independencia e unificación de Castilla. Los hechos de los imperiales hacia la gente, han despertado la radicalización democrática, elevando el consciente fervor, que se desarrolla y va oreando el albor, de nuevos días de transformación social para Castilla. Seguro que, gran cantidad de gente es a un indiferente, al proceso en marcha. Ya que no estamos todavía en el corazón de la tempestad anti-imperialista, que se hecha encima.  ¿Ahora bien, cuando despierte la gente, sólo con probidad se llegara hasta la victoria? El método castellano, de siempre es lento y dentro del cuadro federal democrático del Común, por la vía legal y pacifica.
Y ya que gobernar es preveer. No esta demás preveer nuevamente la independencia de la nación castellana, dejemos el “autonomismo trasnochado”, que solo sirve los intereses de la oligarquía imperial.
La nueva independencia de la nación castellana, será, ante todo, lo que la dialéctica del movimiento Comunero haga. Si los separatistas del imperial catolicismo siguen discriminando y no cesan en su dominación y ofensa hacia Castilla, sí no reparan las ofensas, dando satisfacción a las reivindicaciones de nuestra gente; es normal que el castellanismo se radicalice cada día más, y deje el autonomismo del hidalgo españolista, hoy con su constitución, antes con sus lanzas, degollando y decapitando, o el holocuesto y genocidio de Mora (Toledo) 3.000 castellanos de toda edad y condición quemados, en la Iglesia del pueblo. Por orden y mando del Prior de San Juan católico imperial.
Por todo eso…, pugnamos la nueva independencia para la nación castellana, ella a de ser completa, y esta debe realizarse dentro de un proceso de insurrección política pacifica, democrática federando toda Castilla; como gente civilizada, dentro de la legalidad que siempre a seguido el proceso castellano. Castilla sólo puede existir unificada federada, en unión de las Cinco actuales Comunidades, con Utiel y Requena, sin dejar fuera a Villena; gobernada por si misma, será este gobierno Concejo evidentemente más respetado y fuerte: que las actuales cinco, seis o siete…Ínsulas… separados pedazos, a que han reducido la nación castellana; los interesados imperial constitucionalistas de la derecha, centro e izquierda española.
El Internacionalismo
Sin ninguna duda, los castellan@s somos internacionalistas, por eso desarrollamos la fraternización militante entre las gentes de las otras naciones, y así aportar nuestra civilización castellana a la suma de las demás, reforzando los lazos entre el genero humano. Porque, la Internacional, por evidencia, supone la existencia de naciones heterogéneas soberanas; y no de clases imperiales y vanguardias así mismas autoproclamadas nación…
Federar democráticamente a Castilla, hace batir el corazón agredido violentado, por eso no se puede esperar que la gente castellana, defienda, ni de nada, por lo imperial, ni por la dominación de aquellos que siguen impunemente comportándose como enemigos de Castilla, desde más de 481 años. Todo esta profundamente atado, a los intereses centralistas de los  partidos españolistas (no importa cual). Izquierda, centro y derecha, tienen como eje el centralismo democrático. La noción de Internacional (internacionalismo), por definición misma, comporta la existencia prealable de las nacionalidades (la nación), y del derecho a la autodeterminación  o libre albedrío de sus gentes. De lo contrario el internacionalismo, es pura palabrería, demagogia, envuelta con manto de ciudadanía, de derechos humanos, de humanismo multicultural, y derecho de ingerencia humanitaria… Como lo fue en su día, “la No Intervención”,  de la oligarquía europea con su política “Muchiccuasa”, hacia la  II República Española.
La prensa cotidiana, forma la opinión de tantas gentes inocentes a reflexionar por y para si mismos, adopta, opiniones según el interés de su partido centralista y a los asuntos a los que esta asociada, toda idea sea esta vieja o nueva. Por eso el proyecto de nueva independencia castellana, encuentra hoy, solo un apoyo minoritario, entre la gente.
Solo el castellanismo étnico identitario, piensa los problemas que sobrepasan el cuadro de la dominación.
Siglo para la independencia de Castilla, por el federalismo democrático.
Enrique Parra Giménez
19 de diciembre 2007.
P.D. Dedicado al buen hijo de Euskal Herria/Navarra, José Mari Esparza Zabalegi, por su libro: Cien razones por las que deje de ser español. I.S.B.N.
Que todo castellan@, castellanista debe leer.
Editorial Txalaparta s. l.

 


CARNÉ CASTELLANO

 

 

 

Para avanzar en la toma de consciencia castellanista, se forja esta proposición Comunera..., de Carné Castellano, el interesado debe, poner su fotografía y datos personales… Que le acreditan como hija/o, de la inmortal nación de Castilla.
Y eso cual fuere, su idea, filosofía, creyente, o ateo. La opinión del individuo, es privada, y no debe imponerse hegemónicamente, a la pluralidad, federal democrática del Común, ni del Concejo. Nadie es más que nadie en Castilla.
El nacionalismo castellano, ya a salido de su largo letargo, con las diversas luchas de clase desarrolladas por el movimiento popular Comunero, de los últimos 28 a 25 años del pasado siglo XX. La consciencia nacional independiente castellana, ha iniciado los primeros pasos de su fase táctica ofensiva, y esta en claro ascenso, en este siglo XXI (2008). El castellanismo probado al cotidiano de estos 33 años… se caracteriza, en defensa y protección de la lengua y literatura castellana, y de todo lo castellanohablante; alma misma del pueblo. Ya que en ella, esta, la personalidad étnica original mezclada, de las mujeres y hombres que formamos la nación de Castilla.
El castellanismo debe ya, de sí y para sí, levantar la Academia Castellana. A ello debe contribuir el presente Carné.


Enrique Parra Giménez.

18 de enero 2008
 

Enciclopedia Comunera N° 32

(Obra entrecruzada con castellanohablantes)

Por la recuperación de la Memoria Comunera.

Con las Elecciones del 16 de Febrero del 1936, la mayoría de los trabajadores y trabajadoras, de los Pueblos Soberanos, que redimen ser independientes, con la II República; votaron, lucharon y resistieron por el Frente Popular.

(-nadie pidió perdón por los 292.000 fusilados del franquismo-)”

Introducción Ciencia Democracia

Una República Confederal Iberica de Nuevo Tipo, (Comunera y Socialista).

Abordando la cuestión de fondo del carácter y de los objetivos de la revolución... -castellana-, que se estaba realizando en el curso mismo de la guerra nacional revolucionaria, de las naciones y pueblos del Estado republicano; la acción combinada de las -fuerzas- populares y del gobierno -legal y ligitimo-, por abajo y por arriba a la vez, a través de la aplicación consecuente y audaz de la politica de Frente Popular. -Agrupando fuerzas de 3, a 10 veces y más superiores, al bloque imperial del nacionalcatolicismo-.

Definimos, declarar, para comprendernos todas y todos, por que luchamos los comuneros/as. Lo hacemos por la República Democrática Federal Independiente Castellana, de nuevo tipo; de un profundo contenido comunero y socialista.

Luchamos por un proceso constitucional, aplicando en cada momento y lugar, todas las formas de actividad; para destruir las bases materiales, sobre las que se asienta la barbarie del bloque imperial; porque sin la destrucción de estas bases, no puede existir democracia directa comunera. Por eso perseguimos el aniquilamiento, arrancando sus raíces; redimir la memoria socio-historica, y partiendo de ella innovar lo que nuestros padres y madres lograron; el 14 de Abril del 1931 y el 16 de febrero del 1936. Ahí es donde reside el sentido de nuestra lucha, en el derecho a decidir, de sí y para sí; ahí es donde reside el derecho a la autodeterminación, a la independencia de cada ser humano y de su nación, ahí es donde reside la soberanía de cada pueblo; esto explica por qué los castellanistas, defendemos la República Federal o Confederal Iberica. Es necesario que todas y todos explicamos a donde vamos y que queremos. Se necesita aniquilar los barbaros del bloque imperial, que participan generación tras generación desde el 14 de marzo del 1516, en la Asamblea de Bruselas..., de forma permanente con su primera globalización mundial capitalista, instaurando la “marca españa” y legalmente la esclavitud. Decreto del 1523 del flamenco Carlos I de España y V de Alemania; y siguen de siglo en siglo con su invento, en la rebelión militar-franquista y su segunda restauración borbonica actual, sigue en este 2013...; es necesario aniquilar toda clase de liberalismo. Se debe ir a la confiscación y nacionalización de bienes y revisión general de propiedades. Se necesita liquidar el militarismo del bloque imperial, alma de un instrumento al servicio de la oligarquía financiera. El proceso constitucional debe ser, el restablecimiento del verdadero sufragio universal, directo y secreto, una persona un voto; nada de bipartidismo, ni de sufragio discriminatorio..., nada de subvención a partidos políticos, ni a sindicatos o entidades gremiales de ningún genero; elección en todo y de todos los puestos de dirección politica y economica, relevados periodicamente... Estos objetivos no son cosas para un futuro lejano, son objetivos actuales, al orden del día. En este nuevo Abril de 2013, el sentido de la lucha reside clara y evidentemente; en el proyecto constitucional y de decisión propia, fraguado en la democracia participativa, en la Asamblea Abierta de todos/as, para todo y en todo: esta es la línea de actividades comuneras, realidad actual que a de llevar las naciones dominadas a su independencia, las mujeres a su total emancipación de genero, las clases trabajadoras a eliminar la explotación, y los pueblos oprimidos alcanzar su plena soberanía. Para eso todo y redimiendo, la futura República Independiente Castellana: propone por decisión propia, ser parte solidaria; Federal o Confederal, de todas las Patrias y gentes de la Península Iberica, un Común Socialista de Solidaridad de los Pueblos. Con un contenido de independencia socio-político, que no ha existido nunca anteriormente en Iberia.

(Estudio, actualizado e innovación: Del histórico informe ante el Pleno del Comité Central del Partido Comunista de España; En Marzo de 1937. Echo por José Díaz). Pgs. 268/271; Tomo II, Guerra y Revolución en España 1936-39... Tema del texto: Una República de Nuevo Tipo.

Villalar 2013 “La Castilla comunera por el proceso constituyente y el derecho a decidir”

http://www.izca.net/index.php?option=com_content&=article&id=4473:izquierd...

Villalar 2013: !Castilla la defiende la juventud rebelde!

http://izca.net/index.php?option=com_content&view=article&id=4467:yesca&catid=...

Cuerpo Arte Método

MANUAL DE INFANTERIA REPUBLICANA (XII)

Seguridad

Consideraciones Generales

20). El objeto general del servicio de seguridad republicano comunero es: 1° Informar al mando sobre la presencia y los movimientos del enemigo de Castilla en una zona determinada; 2°Proteger la tropa comunera republicana contra las sorpresas, y dar al mando el tiempo necesario para tomar sus disposiciones. La protección inmediata de las tropas en marcha o en estacionamiento se asegura por destacamentos comuneros de todas las armas republicanas. Estos destacamentos se designan: En marcha, con el nombre de vanguardia, guardia de flanco (derecho e izquierdo), y retaguardia; En estacionamiento bajo el nombre puesto avanzado. En razón de su fuerza de resistencia, la infantería republicana comunera, constituye la mayor parte de estos destacamentos.

Batallón de Seguridad Comunera Republicana.

21). Primero, para los enfrentamientos. La victoria sobre todo enemigo implica habilidad táctica y agilidad de movimiento en los combates. Para ello del punto de vista táctico, se debe continuamente ser superiores; de mínimo tres contra uno. Por que la seguridad debe operar por pequeños grupos de personas, sin mando, ni beneficiar de una información colectiva, hante un enemigo encontrado fortuitamente. Segundo, los milicianos/as deben dominar el tiro preciso. Una buena táctica y una gran agilidad en los combates, no servirán de nada si la capacidad para eliminar al enemigo no es asociada. Un alcon, que vuela bien, pero que no caza; no sirve para nada. Hay que saber cercar al enemigo, romper su cerco; pero también eliminarlo. La seguridad comunera republicana, no libra combates de gran envergadura, ella libra cotidianamente, encuentros con enemigo que sean de tres a diez veces más débiles. Tercero, hay que endurecerse físicamente. Porque, aun siendo hábil en táctica y disparar a perfección; si uno/a, no se atreve acercarse al enemigo y moverse libremente en sus propias narices; no se le podrá vencer. Para ello debe ejecutarse vivamente los diferentes ejercicios de día y de noche de gimnasia; para endurecerse físicamente con los ejercicios de combate. Ser hábiles en táctica, al tiro, para garantizar, el esfuerzo físico. Cuarto, ademas de las tres cualidades indispensables de toda/o buen miliciana/o, se debe estar sólidamente preparado, sobre el método y plan socio-político que prepara previamente toda empresa comunera; calidad esta, la mas importante. Un miliciano/a, hábil en táctica, en el tiro, físicamente fuerte, educado con una formación consciente comunera. “A fuerza de sudar mucho al entrenamiento, se sangra menos en el combate”. Esta afirmación es evidente.

Con actitud a defender los intereses para la emancipación: de genero, de la clase trabajadora, y fiel sin bornes hacia la patria castellana y el pueblo; ello constituye la calidad esencial de todo/a, miliciano/a de Castilla. La ente comunera republicana, es combativa por que ella esta animada, de amor infinito al Estado independiente federal de toda la patria castellana; libre está en todo momento, para decidir si quiere y cuando hacer parte y estar; dentro de una República Federal o Confederal Ibérica.

Guardia de Seguridad, Batallón Comuneros de Castilla

22). La guardia comunera, tiene por misión defender la república y el común, descubrir y barrer rápidamente espiás, elementos subversivos, provocadores y saboteadores; proteger el proyecto constitucional, por la democracia directa. Ella, tiene deber el recuperar la memoria republicana, el orden jurídico emanante en la tradición socio-histórica, de las Comunidades de Tierra y Villa; del Estado Independiente Castellano. La guardia comunera, debe dotarse de formación ideológica y política revolucionaria, que le permita estar prestos a transformar la vida, por la patria castellana y el pueblo. Sus miembros deben continuamente ser intransigentes, estar preparados a actuar en misiones, de toda clase. El ejemplo de nuestras/os predecesores revolucionarios con el Frente Popular, incita acumular fuerzas para un proceso constitucional, de corto, medio y largo plazo, por la Iberia Federal de las naciones y Solidaridad entre los pueblos.

23). Administración de las unidades de la guardia comunera, estas se encuentran dispersas en el territorio, solo pueden cumplir sus misiones, si son administradas; con responsabilidad, manteniendo la disciplina de hacero libremente, explicada y aceptada. La disciplina consciente: ni imposición, ni castigo; podrá jamas garantizar la disciplina comunera. En el Batallón Comuneros de Castilla, es esencial recurrir día y noche, a la explicación y a la persuasión; para que las/os milicianos republicanos, acepten y observen de propio grado la disciplina comunera. Ya que ellas/os deben realizar continuamente toda formas de misiones aisladas. La guardia comunera debe ser organizada: en ferrocarriles, cruces, cotas importantes de infiltración...; por lo que hay que combinar vigilancia oculta, camuflada y rondas.

24). Personal de servicio, debe participar por grupos mínimo de tres personas, máximo nueve...; y sea estricto prohibido desplazarse sola/o, o sin armas...; en servicio de guardia, no se debe dispara al azar, ni dejar que nadie, no identificado pase la linea, hacia el interior o exterior. Si alguien intenta pasarla: hay que darle un golpe decisivo para que no se atreva atacar.

25). La guardia exige organización, y frecuencia en los ejercicios de formación para alerta y marcha forzada; los/as milicianos/as estén preparados a toda eventualidad. Adquieran habilidad táctica y un tiro justo. Prontitud y desteridad en la acción, cuando se lanza el asalto o abordaje y cuando se persigue. La guardia debe, estudiar detalladamente la topografía. Se debe saber concretamente: tal objeto se encuentra en tal lugar, con el se puede hacer tal uso, tal accidente de terreno o lugar urbano y tal objeto pueden tener tal influencia sobre el servicio a realizar... Hay que mantener la actitud revolucionaria, estar siempre en guardia y prestos/as a la acción; seguir cotidianamente los movimientos enemigos, descubrir y deshacer anticipadamente su plan.

26). La guardia comunera, emana de la gente del pueblo castellano. Por eso lo primero es defender y proteger la gente del común y sus intereses, respetar sus vidas y vienes; la autodeterminación y soberanía de la patria castellana. La guardia comunera esta formada, por las/os hijas/os de las clases trabajadoras, por eso devén ayudarse e instruirse y darse ánimos las/os unos a otros. (sigue)...

Se aconseja estudiar: Obras Completas de KIM IL SUNG; tiene en la edición de 1991,

37 volumenes. Ediciones en Lenguas Extranjeras, Pyongyang, Corea,

    También se aconseja: Inmortal idea Zuche; de Kim Chang Ja;

    Ediciones en Lenguas Extranjeras. Pyongyang, Corea.1984. Un solo volumen en lengua castellana.

    Conclusión

    Se aconseja leer: (Gal/Cast) Ante la nueva transición y una república española: ruptura democrática y República Galega. Carlos Morais 7/4/2013

    www.lahaine.org

    Por nuestros padres y por nuestros hijos. Manuel Navarrete 14/4/2013

    www.lahaine.org

    Derecha veta lectura en reconocimiento a logros sociales y avance democrático en la II República.

    www.aporrea.org

    Comunicado del Bloque de las FARC-EP a algunos políticos despistados.

    Http://pazfarc-ep.blogspot.com.es/

    Concepción de la Idea Zuche. (Radio en lengua castellana), Podcast Voz de Corea (socialista)

    http://www.ivoox.com/concepcion-idea-zuche-audios-mp3_rf_1950919_1.html

    Acto central por el 101° aniversario del natilicio de KIM IL SUNG abril 06 2013

    http://kfaeuskalherria.wordpress.com/2013/04/16acto-central-por-el-101°

    MINREX de la RPDC rechaza diálogo con EE.UU. (abril 17. 2013)

    http://kfaeuskalherria.wordpress.com/2013/04/17/minrex-de-la-rpdc-rechaza-dialogo...

     

    Academia Castellana (ñ)

    Enrique Parra Giménez

    18 de Abril del 2013.


     

    Enciclopedia Comunera N°51

    (Obra entrecruzada con castellanohablantes)

     

    Por la Recuperación de la Memoria Comunera.

    Con las elecciones de Febrero del 1936, la mayoría de los trabajadores y trabajadoras, de los Pueblos Soberanos, que redimen ser independientes, con la II República; decidieron votar, luchar y resistir por el Frente Popular.

     

    (-nadie pidió perdón por los 292.000 fusilados del franquismo-)”

    -el nacionalcatolicismo franquista (1936-1975), -era posible quitar los bebes a sus padres- -según los expertos, podría afectar a más de 300.000 personas.-”

    http;//actualidad.rt.com/sociedad/viem/975624-espana-bebe-robado?print=l

     

    Introducción- Ciencia Democracia

    La Legítimidad esta en el Derecho a Decidir su Soberania

    e Independencia Nacional Castilla.

    Agrupar fuerzas comuneras anti-imperialistas, republicanas y anti-fascistas: para una consulta, democrática directa; por la recuperación de la independencia nacional y estatal de Castilla. Legado de las mujeres y hombres del pueblo castellano, que marca la voluntad propia legítima e histórica de, tod@s l@s nacid@s y venid@s; a la Castilla Total: Cantabria, Rioja, Castilla y León (Estado Federal de Castilla la Vieja). Madrid, Extremadura, Murcia, Utiel y Requena, Villena, Castilla la Mancha (Estado Federal de Castilla la Nueva). Así fue este proceso de legitimidad presentado en las Cortes de la Segunda República, a debate y aprobación que, reconocía la propia personalidad de Castilla como nación; dentro de la II República. No llego a ser debatido y se quedo el la mesa de las Cortes republicanas, debido; al golpe de estado del 18 de julio de 1936, provocado por el nacional catolicismo imperial franquista. Por eso actualmente, redimir la legitimidad propia de la gente castellana esta más que justificada.

    Legítima es la herencia, de las mujeres y hombres nacid@s y venid@s a nuestra tierra y nación; ya que el señor testador y corregidor imperial y sus: Fuero Real y Fuero Juzgo; no pueden disponer libremente, por asignar la tradición del Viejo Fuero Castilla, y Leyes de Los Fueros de Castilla a regidores y capitanes como sus legítimos hereder@s. La herencia estricta: con absoluta igualdad entre l@s castellan@s, sin diferencia y condición, ya que entre gente comunera nadie es más que nadie. Esta acción y efecto de legitimar; todo lo castellano, sin más formalidades que el respeto a la decisión mayoritaria, de las asambleas abiertas municipales; de las mujeres y hombres de Castilla.

    Legitimista comuner@: Es la partidari@ de la causa castellanista por la independencia, por tener voz conforme a Fuero y Fueros de Castilla.

    El derecho a decidir, de l@s sujetos castellan@s deriva también del patrimonio federal comunero; sufijo castellano; en la formación de palabras, porque tiene existencia independiente legítima en el idioma castellano.

     

    Cuerpo-Método

    MANUAL DE INFANTERIA REPUBLICANA (XXII)

    BATALLÓN COMUNERO

    Capitulo Milician@ de Montaña y Ciudad

    (Táctica) Proteger y Sorprender. Patrullas y Reconocimiento

    Las sorpresas son particularmente peligrosas en montaña y ciudad, donde la marcha lenta y penosa, impide el sustraerse o evitar rápidamente los efectos del fuego imperial y el protegerse. Son más frecuentes. La extensión de los observatorios favorece, en efecto, las sorpresas por el fuego de artillería y de las ametralladoras a gran distancia. Los desfiladeros, itinerarios oblicuos, caminos y carreteras (en zigzag), pasos urbanos estrechos, calles antiguas..., les dan objetivos fáciles y atraen los bombardeos aéreos. Los terrenos cortados y caóticos permiten todas las audacias, y casi siempre es posible, cuando los frentes no están estabilizados y densos, lanzar a las lineas imperiales destacamentos o columnas de choque y asalto comuner@s que, se escurren o infiltran atreves bosque, matorrales, jaras, rocas, bodegas, cuevas, bajos, sub-suelos, galerías, túneles, muros o tabiques, pisos; para asediar: a los imperiales aislados, hacer destrucciones, cortar comunicaciones; y mismo: si el objetivo vale la pena y asumiendo el riesgo de ser eliminad@s, destruir eliminando golpe tras golpe, una columna, un campamento importante, un estado mayor o un centro de transmisiones. Las sorpresas, lejanas o cercanas, son muy desmoralizan tes. Hay que garantizar, apropiarse de ellas como método comunero, utilizarlas para llevar la desmoralización a los imperiales.

    O- No dejarse sorprender. Precauciones a tomar en toda circunstancia. Condición primera, para no ser sorprendid@s, es saber a que nos exponemos, ya que un peligro previsto esta a mitad conjurado y su remedio pronto resuelto. Tod@ responsable elect@ de la unidad comunera, por bajo que sea su rango, debe en todo tiempo evaluar su parte de riesgo en función de la distancia que ocupa ante el enemigo imperial, del terreno campo o ciudad, de su formación practica y teórica... Pasando un desfiladero, hay que pensar a la ráfaga de artillería que puede enviar un observador alejado, un avión a pena visible, a una patrulla disimulada con un heliógrafo en una roca o vivienda de enfrente. En columna sobre una carretera o calle en curvas o zigzag, hay que pensar al elikottero o avión cargado de bombas que puede surgir detrás de la montaña o edificio elevado. La artillería en batería evalúa las posibilidades de una sorpresa para la infantería imperial. El o la, responsable comunera del ente; en que l@s milician@s sobrecargad@s, suben difícilmente el sendero o escalera; a de preguntarse si un fusil-ametrallador podría aparecer sobre la cuesta pendiente de sendero o ventana de alto edificio, y eliminar su ente; si la o el responsable comuner@, a tenido la imprudencia de hacer marchar su unidad en orden cerrado. Para precaver dicho peligro latente de sorpresa, los dispositivos de costumbre de seguridad antenas, puestos avanzados, vanguardias..., son insuficientes en montaña y ciudad; donde el alcance de las observaciones y la infiltración, le quitan parte de su eficacia. Por eso hay que completar con otras medidas a tomar, automáticamente y sin haber recibido ninguna orden, por toda la unidad comunera operando en terreno de montaña o ciudad; pero con más vivez y rigor según la distancia, la estabilidad, y solidez del frente castellanista.

    I- Las principales Medidas son las Siguientes:

    a)- Reducir al mínimo los movimientos milician@s aislados y armarlos; b)- Asegurar la guardia cercana, sobretodo de noche, en destacamentos, campadas, campamentos, baterías, puestos de mando y de transmisiones..., obras de arte (puentes)... Puestos ligeros son suficientes para, esta misión. c)- Evitar las agrupaciones importantes y visibles, disimular y dispersar las campadas; d)- En marchas, evitar las formaciones densas y, cada vez sin perjudicar a la misión, guardar las distancias entre las entes comuneras y sobre todo entre l@s milician@s.

    Hay que insistir sobre esta última precaución. Es, ante todo por las formaciones escogidas, que se debe completar la seguridad de los grupos y columnas comuneras. Ahora-bien, la formación normal de marcha en montaña o ciudad, es la columna comunera ; por un@ milician@. Para hacerla menos vulnerable, hay que tomar distancias entre l@s milician@s, de manera a disminuir el objetivo y dar a cada cual, en caso de sorpresa, la posibilidad de encontrar rápidamente un abrigo; mismo en terrenos o lugares aunque sean al descubierto. Es dificil, para no hacer perder toda su cohesión a las unidades comuneras, el sobrepasar la distancia de 5 metros entre milician@s... Se puede admitir la columna comunera por un 5 pasos... de distancia, como la formación de marcha en montaña y ciudad; la menos vulnerable. Esta es la que deben tomar las entes castellanistas del primer escalón, en todas circunstancias; y las unidades comuneras cada vez, para evitar ser sorprendidas y si se dispone de espacio necesario. Ya que es larga una columna por una distancia de 5 pasos de separación un@s de otr@s, por ser cerca del triple de una columna normal por uno; dicha prolongación puede no convenir para una columna castellanista importante, que solo dispone de un solo itinerario. El mando electo comuner@, esta obligado de escoger entre rapidez de paso y la seguridad; solo la misión y las ordenes que a recibido le permitirán decidir, previa consulta echa a l@s delegad@s electos de la unidad democrática comunera correspondiente; a esta le permiten decidir y dirigir, en tanto que único mando profesional militar; a esto llamamos democracia militar. Si, por este echo, la unidad castellanista esta obligada de marchar en columna por uno normal en un itinerario peligroso, hay que prevenir los ejecutantes de seguridad para ese peligro y prever las formas y señales de alerta. Cada mando de ente..., debe examinar todo sobre la marcha y el terreno o ciudad atravesada, sobre todo cuando se esta al descubierto, para en caso, de sorpresa por fuego, poder proteger rápidamente sus milician@s; bien sea dispersándoles,o agrupándoles detrás de un abrigo casa, roca, zanja... El mando comunero, dan las consignas necesarias para este objetivo.

    1)- Unidades de Seguridad: Puestos Avanzados. Vanguardias. Guardias de Flancos. En montaña y ciudad, los dispositivos de seguridad: puestos avanzados, vanguardias..., necesitan, para ser eficaces, efectivos y un tiempo considerable. Para cubrirse, envía puestos avanzados, vanguardias o guardias flancos sobre la cima o loma; para ello es necesario alrededor de dos horas.

    Toda columna avanzando por el fondo de un valle debe, en el momento de abordarlo tener en el punto de seguridad su vanguardia en crestas o cimas, muy particularmente con sus guarda flancos. La columna comunera debe ocupar las cimas de ambas partes del valle con sus guarda flancos (lados); que serán entes fijas, ya que no pueden ser móviles o hacerles seguir de cima en cresta escarpadas por elementos mobiles castellanistas. Ya, que un destacamento comunero de guardias flancos, que emprende su marcha para alcanzar su puesto, necesita por lo menos dos horas para llegar. Una columna comunera con pocos efectivos le sera a menudo imposible de cubrirse a distancia del fuego de la infantería imperial. Ella se contentara cubriéndose a débil distancia, y buscara su seguridad utilizando el terreno y, ante todo, por haber escogido el apropiado método de su formación castellanista. Para una columna comunera disponiendo de efectivos suficientes, los procedimientos y distancias indicadas; para la constitución y envió en montaña y ciudad de destacamentos castellanistas, deben ser adaptados, modificados continuamente debido a lo que pida la situación del terreno y la topografía urbana, para cada caso en particular; no es posible dar reglas fijas. Por eso, se dan procederes sobre casos concretos.

    a.- Puestos Avanzados. Para estar cubierta la tropa comunera, contra el fuego imperial, es necesario que sus elementos avanzados ocupen la línea de puestos móviles; desde donde la infantería miliciana castellanista pueda tirar contra los imperiales. Pero, como no se pueden ocupar todos los puntos, hay que completar con un sistema de vigilancia encargado de descubrir el avance imperial, percatándose de sus itinerarios y puntos de paso probables u obligados. Una tropa estacionada en un valle, si quiere cubrirse contra el enemigo imperial señalado al otro lado de la cota. Debe ocupar dicha cota, para ello, instalara un escalón de combate castellanista, constituido por los puntos de apoyo instalados en los principales puntos de paso, observatorios... A pesar de ello, debido a la naturaleza de montes, jaras, bosques, y jardines..., al terreno cortado o urbano; es fácil para los reconocimientos imperiales, de infiltrarse entre los puntos de apoyo comunero, para venir ametrallar al grueso de las tropas en sus acampadas. Para ocupar la loma, hay que seguir senderos o itinerarios conocidos, atravesar desfiladeros y lanzarse a través bosque o rocas, cuando estemos a proximidad de los elementos imperiales. Los puestos avanzados castellanistas enviaran, sobre dichos itinerarios, puestos de vigilancia con la misión de, resistir un cierto tiempo; cuando se trata de un desfiladero imposible o dificil de abordar; o de tender emboscadas para destruir o capturar patrullas imperiales; o de señalar el avance enemigo por medio de señales o enlaces corredores; todo ello sin hacerse ver; de manera a dar tiempo a las reservas comuneras para cerrarles el paso. Los puestos avanzados castellanistas, no tendrían necesidad durante el día de ninguna vigilancia.

    b.- Vanguardias. En casi todos los itinerarios de montaña y ciudad, hay puntos importantes sobre los cuales una columna tiene interés a ocuparlos rápidamente. Estos son los cruces, crestas y lomas, los desfiladeros, medianos y altos edificios... Algun@s milician@s , con una ametralladora emboscada entre rocas o en edificios en el segundo piso...; son suficientes para detener una columna importante durante largo tiempo. Toda vanguardia comunera buscara aprovechar dicha ventaja; o por lo menos quitársela a los imperiales; lanzando delante de ella destacamentos ligeros castellanistas, encargados de tomar, rápidamente y antes que los imperiales; los puntos interesantes del itinerario. En las carreteras o grandes vías de circulación, estas misiones deben ser confiadas a la cavalleria o motorizada, o mejor todavía a pequeños grupos de combate motorizados o sobre vehículos. Un mando comunero, nunca debe dudar en hacer requisición un vehiculo, para esta misión; cuando no se dispone de uno militar. En los senderos de montaña o lugares de ciudad sinuosos, dichas misiones son ejecutadas por destacamentos castellanistas republicanos de guías. Para dichos destacamentos, la rapidez es prioritaria sobre toda consideración de seguridad. Llegados a su emplazamiento, ell@s ocupan la salida del desfiladero o la pendiente de la cresta o loma; buscando, por un lado, los grandes ángulos o campos de tiro y, por otro, la máxima protección, utilizando las rocas y camuflándose. L@s milician@s abren fuego en el momento que los imperiales, se presentan como objetivo fijo y vulnerable. En carretera o calle, ell@s se protegen contra los auto-ametralladoras, tendiendo obstáculos a través de la calzada (barricadas). Cuando l@s milician@s, son alcanzados por los primeros elementos de la vanguardia comunera, estos avanzan hacia el punto siguiente. Ell@s van hacia delante antes de ser alcanzadas por la vanguardia castellanista; cuando tienen extensa vista y están seguras que los imperiales, no tendrán materialmente, tiempo de llegar antes que la vanguardia comunera, sobre el punto que l@s comuneros de Castilla tiene misión de tomar.

    c.- Guardias de Flancos. Toda columna comunera progresando, por el fondo de un valle a de protegerse, con su obligada guardia de flancos (derecho e izquierdo), escalonada sobre los puntos de paso y observatorios principales de crestas o lomas que la encuadran; o por lo menos de su lado más expuesto. Los guardias de flancos deben estar desplegados en el momento, que la columna comunera esta a su vista; recordar que para desplegar los guardia flancos, hace falta por lo menos, dos horas; es evidente que los destacamentos comuneros de guardia de flanco, deben ser enviados largo tiempo antes, algunas veces antes que la vanguardia. Tod@ mando comuner@ de columna debe, antes de emprender la marcha a flancos descubiertos; señalar sobre el mapa la cantidad de emplazamientos de flancos necesarios; evaluar el tiempo necesario para ponerse emplaza; para enviarl@s a tiempo, antes que la columna. Los guardia flancos deven marchar sobre sus objetivos lo más rapido posible; buscando su seguridad en su propia formación, como explicado previamente. Llegados a su emplazamiento; estas actúan exactamente como destacamentos de vanguardia; buscando los grandes campos de tiro; abriendo el fuego fijo de lejos; a condición que este sea eficaz; se organizan para poder tener el tiempo necesario al desplazamiento de la columna comunera, se repliegan protegiendo y combatiendo junto a ella. En ciertos terrenos y lugares al descubiertos, los guardia flancos no tienen necesidad de esperar, al final del paso de la columna que protegen; ellos pueden desplazarse en el momento que están seguros, que el enemigo imperial no tendrá tiempo de llegar sobre el emplazamiento, antes de terminar su paso la columna a proteger. Si hay una carretera o calle y avenida, se debe prever la posibilidad, que los imperiales, utilicen destacamentos en atomoviles.

    d.- Retaguardias. La retaguardia utiliza, las calidades defensivas de los puntos salientes de los itinerarios; crestas, lomas y desfiladeros, ocupándolos largo tiempo con destacamentos comuneros ligeros y rápidos, que utilizan la misma táctica para una marcha hacia delante.

    e.- Procedimientos de Instrucción. La instrucción sobre la seguridad comunera, es ante todo una instrucción general para tod@s l@s combatientes. Ella solo puede hacerse para casos concretos. En situación de lucha de clases cruenta o incruenta; el responsable elect@ de destacamento castellanista; debe en primer lugar, evaluar los peligros que pueden amenazar: fuegos de infantería imperial, sorpresa cercana, artillería, aviación... La instrucción detallada no necesita de largas explicaciones; los instructores aprovecharan todas las ocasiones favorables para crear los reflejos, acostumbrar l@s milician@s a escoger formas juiciosas y garantizar seguridad en caso de sorpresa. Dicha instrucción de seguridad se dará también a los destacamentos castellanistas, puestos avanzados, vanguardias, guardia flancos, retaguardias... El más grave peligro a evitar en dicha instrucción, tanto para tropas comuneras de montaña o ciudad; es el formalismo. Hay que aprender los procedimientos de dispositivos, para usos urbanos o de montaña. Cada terreno o topografía, imponen constantemente modificaciones a adaptar en cada caso y situación concreta.

    II)- Sorprender Continuamente, todo lo Imperial. En montaña y ciudad, favorece la sorpresa; por eso se debe aprovechar. Los medios de lucha de clases utilizados, incruentos o cruentos, legales o ilegales; artillería, aviación, ametralladoras a gran distancia; no difieren de los utilizados en terreno medio y ciudad: lo determinante son las acciones continuas en múltiples formas, de las gentes del pueblo castellano... y muy rápidas sobre objetivos escogidos vitales, para los imperiales caciques, oligárquicas de uniforme y corbata; dichos medios y formas comuneros, deben ser obra continua para un servicio de información y observación de la gente castellana. La infantería republicana comunera, encontrara en la acción de montaña y ciudad, en campo de actividad, extenso para actuar en pequeños destacamentos castellanistas; el medio más favorable para todo hacer esta, en seguir la linea de emerger, apoyándose en el sillar y la forja, de la gente de Castilla. Las misiones de dichos destacamentos comuneros:

    a). Observar una zona o una línea de comunicación, informar, eventualmente disparar: Dicho destacamento debe ser de mínimo efectivo, un mando electo con dos milician@s, y disponer de medios contemporáneos de comunicación; emboscados en un lugar muy cubierto e inaccesible, que tenga buenas vistas.

    b). Destrucción: La dificultad de dichas misiones radica en el transporte de explosivos. Se puede resolver por un plan, previsto con antelación; el destacamento castellanista ejecutor, solo transporta los detonadores. El efectivo de dicho ente, debe ser reducido al estricto mínimo. La misión sera ejecutada de noche, aunque precedida de una observación durante el día, larga y minuciosa con gemelos (larga vistas); e incluso se debe proceder a un reconocimiento la noche anterior, a la ejecución. c). Ocupar y prohibir toda circulación: Estas misiones son combinadas con acciones ofensivas, y tienen por objeto impedir la llegada de refuerzos imperiales, y de cortar la retirada al enemigo. El objeto se realiza siempre... en un desfiladero, túnel, calle estrecha; a menudo es indicado en la misión... El efectivo del ente comunero debe ser proporcional a la misión; e ir provista de armas automáticas y un, tirador de élite, que impida las posibilidades de infiltración. El mando comunero del ente, busca evitar a los imperiales, para así alcanzar su objetivo; para eso utilizar, los terrenos y lugares aislados, difíciles, inocupados; no se debe escatimar esfuerzos y dar un redeo y marchar de noche, por lluvias, niebla o nieve. En caso de encuentro con el enemigo, se le ataca si se tiene los medios suficientes para vencer su resistencia. Al llegar al desfiladero o lugar, hay que instalarse, utilizando el terreno al máximo en todas direcciones, en espera de pasar a la acción ofensiva o contra-ataque decisivo.

    d-Diezmar a los imperiales: columnas, puestos de mando con fuegos de armas automáticas y por sorpresa. Por ser estas misiones peligrosas, si el objetivo vale la pena, se deven hacer. Si el terreno o topografía urbana, es bosque, entre-cortado y dificil; en que las circunstancias y debilidad relativa de los imperiales, permiten una retirada casi... segura, o bien una ofensiva de sector en un frente castellanista, que paraliza en parte las reacciones del enemigo.

    e). Atacar continuamente a los oligarcas y nazi-fascistas aislados: destruir, las líneas, vienes... Dichas misiones pueden ser confiadas a destacamentos comuneros débiles o con poca experiencia (eso sera su prueba de fuego), constituidos por dos o tres milician@s; particularmente bien escogid@s. Dicho destacamento castellanista, estará cubierto cada 5 metros, más o menos, por milician@ de otro ente desplegado; para proteger al que ejecuta la misión. Este último se repliega en orden combatiendo y al hacerlo aumenta continuamente su cantidad en bocas de fuego. Estas misiones encuentran dificultades: el paso de líneas, la circulación dentro de los controles imperiales, la vida y el abastecimiento y logística del ente castellanista. El paso de las líneas debe estar rigurosamente preparado, por reconocimientos prealables para encontrar los pasos entre los puestos imperiales; estos se ejecutan de noche en terreno y medio urbano muy difíciles; en que el dispositivo enemigo es más relajado. Los itinerarios, de los imperiales, hay que estudiarlos con antelación minuciosamente por largavista y sobre mapa. Al franquear las líneas, los destacamentos comuneros marchan ordinariamente de noche, a distancia de vista entre ell@s; disimulándose, durante el día la distancia de vista ordinaria es de 5 metros...; en bosque, jaras, rocas, evitando evidentemente con cuidado los senderos, pistas caminos y zonas frecuentadas, hasta su objetivo. El abastecimiento es la cosa más dificil, para toda revolución autentica centrada; en las mujeres y hombres del pueblo y la nación de Castilla. Este puede ser asegurado, por requisiciones o golpes de mano, de noche; en propiedades aisladas de caciques, oligarcas imperiales... Cuando toda logística, debe ser llevada con sigo, para cumplir la misión; su duración, radio de acción y eficacia están fatalmente disminuidos; particularmente en invierno donde la cuestión se complica por la lucha contra el frio, del transporte material, de recambio y de reparación... Ya que actualmente, la doctrina militar comunera, debe adaptarse a la situación en que no se dispone de aviación, artillería, ni coeteria moderna castellana; por lo cual nada de guerra de trincheras, o de guerra posiciones, ni de grandes columnas diurnas o nocturnas... la preparación y ejecución de estas misiones exige una gran movilidad y experiencia. Ellas piden, instrucción detallada, para unidades de guías comuneras. La instrucción comprende, la concepción de la operación y la busca del itinerario, y sobre todo, su ejecución con todo detalle; comprendida la logística. En cada estación del año, los destacamentos de guías comuneros, deben cumplir sus misiones del inicio al fin; en condiciones exactas de guerra. No se debe escamotear dificultades, en el entrenamiento; para poder alcanzar el cumplimiento de las misiones castellanistas.

    III)- Patrullas y Reconocimientos. Se tiene en general, muchas dificultades para aprender las formaciones evidentes; a las patrullas de reconocimiento. Sobre todo al no estar familiarizad@s, con los razonamientos del arte militar comunero, para el orden táctico. Por lo que se esta obligad@s, de buscar en la memoria -materia inasequible de nuestro cerebro-, procedimientos, de formación; y adaptarlos a la misión, al terrero o topografía. En montaña o ciudad, ello da resultados mediocres o negativos. Por lo que se debe, hacer prealablemente instrucción; la experiencia exige, que se deben conocer esquemas operacionales, hay que hacerlos conocer para poder adaptarlos a terreno de montaña y ciudad. Lo primero es no crear la duda en la mente, especificar las misiones que se demandan. Emplear términos diferentes al dirigirnos a una patrulla comunera; o ala milician@ encargad@ de marchar en el primer escalón de una vanguardia castellana; y el milician@ que va rastreando, para reconocer el emplazamiento de un puesto imperial. La confusión de los terminos es una de las causas de confusión en la ejecución. A falta de términos diferentes, se puede por lo menos planificar las misiones comuneras.

     

    Conclusión

    Derecho legitimo a decidir, la República Federal Independiente de Castilla.

    Y para la Península Ibérica, redimimos: La República Federal Socialista Ibérica.

    Recuperar la memoria histórica castellana, es legitimo; por la sencilla razón de ser l@s unic@s hereder@s y continuadores de la revolución comunera; después de nuestra derrota y destrucción de nuestro Estado Federal Independiente Castellano, no debemos privarnos, al legitimo derecho colectivo del Poder Comunero; L@s hij@s nacid@s y venid@s a Castilla, somos unic@s dueñ@s de ella; ello nos permite crear todo lo necesario, para la compleja, diversa y múltiple lucha de clases; dentro de la legalidad vigente, aunque no solo debemos limitarnos a ella; asambleas comuneras por todo lugar donde sea posible, la razón es simple nos la enseñan las ciencias socio-políticas, en toda actuación y operación: al movilizar una sola persona, se necesitan la participación activa diversa... de otras cinco... en las múltiples y variadas logísticas. Si se despliegan cien personas comuneras republicanas y antifascistas (primer escalón) , hacen falta la misma cantidad en formación y entrenamiento (segundo apoyo); y otras tantas que esperan descansando o reposando (tercero reserva); una orden de actuar. (Así nos lo enseñan las artes de las ciencias socio-politicas revolucionarias). El no respeto de dichas ciencias, puede llevar a otra multitud de villalares...

    Luchamos para cambiar el régimen, no para gestionar una parte de él.

    Escrito por Izquierda Castellana – Miércoles, 15 de Octubre de 2014...

    http://izca.net/index.php?view=...

    Estas acciones del Señor Rajoy se producen a espaldas de las inmensas mayorías del pueblo, al cual nos vinculan estrechos lazos históricos y culturales, y al cual siempre hemos brindado cobijo y amistad. Es el mismo pueblo español que sufre los rigores de una crisis sin precedentes, donde se han producido casi 570 mil ejecuciones hipotecarias o “desahucios”, que ha causado el suicidio de ciudadanos desesperados, el mismo pueblo español con un 23,67 % de desempleo, 5.427.700 de parados, un desempleo juvenil de 53,8%, es decir, 842.000 jóvenes, un pueblo que no puede encontrar canales para discutir respeto a las autonomías y un país donde existe una creciente penalización de las protestas contra los recortes.”

    Estado venezolano rechaza declaraciones injerencistas del jefe de Gobierno español Mariano Rajoy. 23/10/14-www.aporrea.org/internacionales/n259605.html

    Se aconseja leer: Los Maquis en la Provincia de Cuenca. (posguerra - 1945-1952)

    ISBN: 978-84-611-8709-6 Las hijas e hijos de Villarrobledo, encontraran en esta recuperación de la memoria, aportaciones que l@s comuner@s no podemos dejar de conocer.

     

    Academia Castellana (ñ)

    Enrique Parra Giménez

    28 de Octubre del 2014